Durante la siesta dominguera, el suelo sanjuanino se movió, justamente cuando muchos estaban disfrutando de la final de la Copa de la Liga Profesional entre Boca y Tigre o simplemente durmiendo.

Según el Inpres, el temblor fue de 4.3º en la escala de Richter y tuvo una profundidad de 10 kilómetros.

El detalle que proporcionó el Instituto Nacional de Prevención Sísmica coloca al epicentro del movimiento telúrico en Caucete, más precisamente a 50 kilómetros al este de San Juan y 167 kilómetros al noreste de Mendoza.

Por el momento no se han denunciado daños o personas perjudicadas por el sismo.