Esta madrugada, el monóxido de carbono terminó con la vida de tres personas en una vivienda ubicada sobre Avenida Rawson 425 Norte, cerca de calle Santo Domingo, en Concepción. Antonio Fabián Olivencia Sánchez (29), Laura Azucena Sánchez (59) y Federico Leuzzi (32) murieron intoxicados. Según se informó, en el lugar no había ventilación, todas las ventanas permanecían cerradas y a simple vista no había ninguna rejilla al lado de un calefactor para que el ambiente tenga ingreso y salida de aire.

Por este motivo, desde la Asociación Civil Instaladores, Gasistas y Sanitaristas de San Juan advirtieron que realizaron un relevamiento en la provincia que arrojó un dato alarmante: entre el 60 y 70% de las instalaciones de gas presentan algún tipo de irregularidad, mínima o grave. En diálogo con el programa 'Demasiado Información' (@demasiadainfoSJ), Marino Ariñez, secretario de ACIGAS, se refirió a la situación. 

"Hay instalaciones que son demasiado antiguas, anteriores de las reglamentaciones vigentes y todavía tienen el servicio. También instalaciones mal inspeccionadas y que se habilitaron igual, e incluso modificaciones realizadas por los mismos propietarios. Muchas veces tapan las ventilaciones porque les da frío o hacen intervenciones sin llamar a un matriculado, lo cual puede desencadenar tragedias como las de hoy", aseguró. 

Ariñez destacó que entre las fallas más comunes se encuentran que las bocas de alimentación están en lugares en los que no está permitido, como un calefactor en un pasillo sin salida al exterior, cocinas o estufas con manguera, rejillas de ventilación tapadas con papel, cinta o muebles para que no entre el frío. "Falta una concienciación muy grande de parte de los usuarios", añadió. 

"Nosotros tenemos una responsabilidad civil y penal. Lamentablemente hay demasiada gente trabajando que no está matriculada", concluyó.

La triple tragedia de Concepción no fue el único hecho ocurrido en estas horas. Dos mujeres se salvaron de lo peor ayer por la tarde, al notar que se habían intoxicado con monóxido de carbono y acudir al Hospital Rawson para pedir asistencia. Sucedió en su casa del barrio 5 de Octubre, en Chimbas.