Ariel González, propietario de Oxys Gym, habló del terrible accidente que sufrió Julián Aguirre al caersele encima una pesa de 100 kilos con la que entrenaba.  El joven ahora pelea por su vida tras sufrir fractura de tráquea  y costillas. 

"Fue un accidente, mala suerte. Es un chico entrenado, con experiencia y que está a punto de recibirse de profe de Educación Física, no es novato. No se que pasó que se le resbaló la barra y le cayó encima", dijo conmovido el hombre.

"Fue un accidente que le puede pasar a cualquier persona. Estamos pasando una situación muy dura, pido que recen para que pueda salir adelante", concluyó González. 

El chico de 21 años se encuentra internado en grave estado y en las últimas horas se multiplicaron las cadenas de oración para pedir su recuperación.