Impecable. La hostería se ve como nueva. La restauraron completamente. Le cambiaron hasta las tejas del techo para evitar filtraciones.  <

/figcaption>

 

El olor a madera nueva, a pintura fresca y la iluminación que pasa por las ventanas hacen que la Hostería Domingo Faustino Sarmiento, popularmente conocida como Hostería de Zonda, a la que DIARIO DE CUYO accedió de manera exclusiva, parezca un edificio a estrenar. Ya no se percibe la oscuridad de las ventanas tapadas con maderas, los colores de los grafitis que opacaban las paredes y ya no hay excremento de palomas en su interior. Esto, porque el Ministerio de Turismo la remozó para usarla, en un primero momento como oficinas de informe turístico. Según la ministra Claudia Grynszpan este trabajo se pudo realizar gracias al apoyo del CFI que aportó dinero. 


Desde hace al menos 6 años la clásica hostería de la Quebrada está en desuso. De hecho muchos años se volvió en un punto que se usó como aguantadero, fiestas clandestinas y juntadas de jóvenes. Hubo ocasiones en las que intentaron recuperarla y usarla como boliche, restaurante y bar, entre otras ideas, pero esto no se concretó. Sin embargo, ahora el lugar parece otro. 


Como la hostería está inmersa en un proyecto más ambicioso que abarca mejorar otros sectores de la Quebrada, Grynszpan dijo que momentáneamente será usada como oficina de informes turísticos, hasta que se llame a concesión para que cumpla el rol para el que fue creada. ’Nos faltan terminar el sector de sanitarios públicos y quedará todo listo’, dijo la Ministra, mientras que explicaron que la obra estará lista en unas 3 semanas y que desde ahí comenzará a funcionar. Además de la oficina de informe turístico, la hostería podrá albergar a prestadores o artesanos de Zonda y Rivadavia para que se promocionen. 


Según Facundo Rodrigo, el coordinador de Proyectos del Ministerio de Turismo, el lugar fue remodelado desde el techo hasta el suelo. Incluso hubo un sector que fue clausurado porque está construido con adobe y cañas, y esos materiales lo hacen inseguro. 


En los baños, hicieron uno de los trabajos más duros. Es que no sólo tuvieron que pintar las paredes y colocar cerámicos, sino que hasta pusieron cañerías nuevas porque en varias partes se las habían robado. ’Los baños estaban desmantelados. Las paredes estaban rotas porque habían arrancado las cañerías’, explicó Rodrigo y dijo que pusieron toda la carpintería nueva, los vidrios y hasta algunas tejas del techo, para evitar filtraciones.

 

Ahora, trabajan en la colocación de lámparas, pues ya terminaron con la nueva instalación eléctrica, y en otros retoques. 

 

La superficie

150 metros cuadrados cubiertos es la superficie de la Hostería Domingo Faustino Sarmiento. Parte de la edificación cubierta será remodelada posteriormente, por el momento quedó clausurada porque es de materiales inseguros. 
 

Por hacer

En tres semanas pretenden inaugurarla, sin embargo posteriormente seguirán las obras en la zona. Quieren colocar rejas de seguridad, cámaras para el monitoreo y alarmas. Además planean hacer una contención en la galería exterior para brindar más seguridad por lo que está cercana a la ruta. También quieren hacer una zona de estacionamiento. 

Paso a paso

 Vandalismo
Desde hace al menos 6 años la Hostería de Rivadavia estaba abandonada y cerrada. El interior quedó todo roto y las paredes estaban llenas de grafitis. Se robaron las puertas, ventanas y los elementos de los sanitarios. Estaba destruida y las aberturas fueron cerradas con maderas para evitar más daños.
El arreglo
A fines del año pasado, el Ministerio de Turismo tomó el lugar y comenzó a trabajar para mejorarlo. Las paredes interiores fueron arenadas para sacar todos los revoques y hasta lustraron el suelo varias veces para que recobrara su color original. Pintaron las paredes y arreglaron hasta el techo de la hostería.  <

/figcaption>

Casi lista 
Actualmente la popularmente conocida Hostería de Zonda luce como nueva. Las paredes están impecables, el interior es un lugar luce súper luminoso y las puertas cierran perfectamente. Los baños también están en condiciones, construyeron una pequeña cocina, y solo falta inaugurarla.