class=MsoNormal style="MARGIN: 0cm 0cm 0pt">

Cristina Pérez, Valle Fértil: “Estoy doblemente comprometida”

 

Docente de primaria de la Escuela Albergue Casa del Niño de Valle Fértil, es también esposa de un pirquinero por lo que dijo estar “doblemente comprometida” con estas capacitaciones. Su proyecto tiene que ver con la creación de un Club del Medio Ambiente destinado a la generación de tierra fértil, a la vez de un trabajo de interacción con los pirquineros, los cuales son padres de muchos de sus alumnos. “Tenemos que fortalecer el vínculo, generar conciencia minera en los alumnos para que ellos la transmitan en sus casas”, detalló Cristina Pérez.

 

Shirley Sarracina, Iglesia: “Los chicos saben de minería”

 

Docente de la Escuela Agrotécnica Cornelio Saavedra en Rodeo, Iglesia, su proyecto fue “Educación ambiental, el impacto de la minería en la zona” y está orientado al ciclo básico. Se trabajó desde formación ética, ciencias sociales, ciencias naturales, partiendo desde el conocimiento que los alumnos tienen de su entorno y de los minerales que se extraen de alta cordillera. “Los chicos saben de minería porque sus familiares viven de eso, así que desde el ámbito de las aulas debemos educar para el crecimiento y la identidad cultural”, destacó.

 

Sandra Muñoz, Iglesia: “Están ávidos de conocimiento”

 

Docente de quinto grado de la Escuela Ricardo Güiraldes en Tudcum, Iglesia,  desarrolló el proyecto “Uso de los recursos naturales”, al que van a trabajar con líneas de acción a largo plazo pero con objetivos concretos. Ya iniciaron con la parte de rocas de aplicación y su clasificación. “Gran parte de sus familias están insertas en la empresa minera, están ávidos de conocimientos. La idea es que suban a Veladero y que puedan ver la parte de procesos, sacar fotografías y hacer un trabajo de campo con el material”, dijo Sandra Muñoz.