El frío polar del que tanto se habló durante la semana, finalmente llegó. Después de un sábado en que las intensas ráfagas de viento fueron protagonistas, el Servicio Meteorológico Nacional anunció una temperatura mínima de 2º y una máxima de 8º. 

 

Además, se prevé nubosidad variable, con probabilidad de lloviznas y vientos regulares del sur. Para la zona oeste de la provincia, no se descarta la posibilidad de nevadas. 

 

Estas condiciones se mantendrán al menos hasta el miércoles.