La competencia de ayer fue tomada como un anticipo del máximo evento que tendrá Cuesta del Viento en su historia: el Campeonato Mundial de Slalom, en noviembre de 2012.