Los vecinos de Caucete están realmente alarmados, y no es para menos. Es que, entre este jueves y viernes, ya son más de 60 las personas que fueron hospitalizadas, aparentemente, producto del agua que bebieron.

 

Los damnificados están colapsando los centros de salud del departamento del Este. El problema está atacando tanto a grandes como a chicos, y que vivien en diferentes puntos de la ciudad. Los síntomas que padecen los afectados son dolor de estómago, diarrea, vómito y fiebre.

 

El Director del Hospital César Aguilar, Elias Fager, en diálogo con DIARIO DE CUYO, contó que el problema ya fue comunicado a las autoridades pertinentes y que están tomando cartas en el asunto.

 

Fager comentó también que ya tomaron muestras de agua para ser analizadas. Mientras, en el departamento la gente está realmente preocupada e inquietante. "El agua sale con mal olor y con arenilla", denunció un lector.