Lento. El ingreso al Autódromo fue lento. Esto, por la cantidad de vehículos.

 

La gente fue más temprano que nunca. Y a eso de las 18, la fila de autos era interminable por avenida Ignacio de la Roza, pasando La Bebida. Para poder ingresar a la zona del cerro hubo que esperar más de una hora por la cantidad de vehículos que había. Aún así, hubo mucha organización por la cantidad de policías que estaban controlando el lugar.


A eso de las 19, el sector más bajo del cerro, que era gratis, estaba totalmente colmado de gente. Mientras que las tribunas que colocaron en ambos costados del escenario, estaban también casi cubiertas.


La postal clásica de todos los años, gente con conservadoras, reposeras y hasta carpas, se repitió esta vez. Así, el público disfrutó del show previo que comenzó pasada las 17, poco después de que abrieran las puertas del Autódromo. 

 

Un clásico. La gente llegó al lugar con la conservadora y las reposeras para pasar la noche.


Sanguchitos, carne, galletas, mate. La gente llegó al predio bien abastecida y para pasar varias horas en el lugar. Hubo chicos que hasta llevaron sus juguetes y no faltaron los carros que vendían desde choripanes hasta panchitos. Tampoco faltaron los vendedores ambulantes que ofrecían desde banderitas hasta largavistas.


Por cómo montaron el escenario, este año la gente, incluso la del cerro, tuvo mejor visión. Además, en la montaña construyeron una especie de gradas naturales para que el público se apostara de tal modo que no impidiera la visual de los que estaban detrás.


Para más organización, el público ingresó por avenida Ignacio de la Roza, mientras que las autoridades y la prensa lo hizo por avenida Libertador.

 

Acampe. Para soportar el Sol, hasta hubo personas que llevaron carpas de camping.

 

El público

100 Mil es la cantidad de gente que, según las cifras oficiales, fue ayer hasta el Autódromo Eduardo Copello para participar de la última noche de la Fiesta Nacional del Sol. Hubo dos sectores. Uno pago, que estaba cerca del escenario, mientras que el cerro fue gratis.

Multitud. El sector del cerro, que fue el gratuito, se colmó bien temprano. La gente comenzó a ingresar ni bien se abrió las puertas del  Autódromo. Las tribunas se llenaron.

 

Ovacionados

Los conductores del programa de TV que se emite por Canal 8 “Integrándonos”, despertaron la ovación de la gente. Los chicos, que tienen discapacidad, participaron de la previa junto a Roberto Diluciano y Maru Silva. Ellos hablaron de la importancia de tener las mismas oportunidades y de ser tratados con respeto. La gente los aplaudió de pie.