Esta semana se comenzó con el vallado de parte de la peatonal para poder realizar  los trabajos “gruesos”.  Según las proyecciones, los paneles estarán colocados al menos 5 meses.

 

 La visual del tradicional lugar cambió por completo. Camiones entran y sale por  calle General Acha retirando los escombros que un buen número de obreros  retira de la zona central. 

 

 

 

Las vallas se ubican sobre la Peatonal Rivadavia, desde General Acha a Tucumán, y se dejó libre el área de las veredas para que el público pueda ingresar normalmente a los comercios.

 

El proyecto

Esta nueva peatonal incluirá un diseño con una misma marquesina para los locales comerciales. La idea es unificar la fachada, evocando a un shopping a cielo abierto. También se modificarán los pisos, empleando mayoritariamente el de hormigón estampado y en otros sectores, los hápticos, para seguridad de personas no videntes. En el proyecto se apuntó como prioridad al peatón, por lo que se retirarán las fuentes y el cantero de Tucumán y Rivadavia.