En la gestión giojista lo cuentan fundamentalmente como un técnico, aunque identificado plenamente con el justicialismo. Dejó la función pública en el año 1992, cuando Escobar fue destituido, y hasta hoy está radicado en la provincia de Córdoba, en donde trabaja como consultor de empresas de envergadura nacional e internacional. Su relación con Gioja es estrecha y en varias visitas que ha hecho a San Juan, se reunieron.

Fue docente y vicedecano de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de San Juan y después de irse de la provincia, trabajó en la elaboración de proyectos para el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial. Vivió un tiempo en España, en donde hizo trabajos de consultoría. Las fuentes señalaron que desde Córdoba ha trabajado en la creación y organización de empresas de distintos países, entre otros Brasil y México. Algunas de ellas fueron firmas de telecomunicaciones.