LARGAS COLAS. Las largas filas de  gente para comprar y recargar la tarjeta SUBE fue ayer en la mañana una postal repetida en distintos comercios del microcentro capitalino.

 

Desde ayer se puso en marcha la medida que prevé que quien no abone el pasaje de colectivo con la tarjeta SUBE, deberá pagar un boleto de $13. Antes de esto, ese mismo boleto costaba $10. Esto se llevó a cabo tras un acuerdo con la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y la Asociación de Transporte Automotor de Pasajeros (ATAP). Esto produjo descontento en la gente y caos a la hora de recargar o comprar la tarjeta porque los puntos destinados a esto se quedaron sin carga y sin plástico. También hubo gente que dijo que no sabía de esta medida.


Por su parte, el Ministro de Gobierno, Emilio Baistrocchi, reconoció que hubo un colapso en el sistema, pero se mostró confiado en que la situación se normalice la semana próxima y también en que los usuarios adquieran la SUBE antes de fin de año, porque “el año próximo no va a existir el boleto único y no se va a poder viajar sin la tarjeta” (ver aparte). El anuncio de que la SUBE será el único sistema de pago se hizo el año pasado.


El aumento tomó por sorpresa a Silvia Oliver, una jubilada que esperaba el micro para ir a su casa en Pocito. “No sabía nada; me parece mucho. Iba a pagar con 11 pesos y ahora tengo que poner más. No viajo seguido, pero voy a sacar la SUBE. Una vez fui a buscarla al Centro Cívico y había mucha gente, así que no la pude sacar”, comentó la mujer.


Otra que se quejó fue Soledad Gómez, mientras esperaba un micro para ir a Rawson. “Es mucho, pero creo que la gente se va a terminar adaptando a la tarjeta. Lo malo es que no hay dónde recargarla y si encontrás un lugar te cobran un “plus”, de entre 2 y 5 pesos”, explicó la usuaria de colectivo. 


Otra que coincidió en que no se conseguía recarga ni tarjetas fue Paola Martín, una alumna de la escuela de Fruticultura y Enología: ‘Venimos con mis compañeros caminando desde el Parque de Mayo recorriendo kioscos y no tienen la SUBE. Llegamos al centro y tampoco hay. Mis compañeros la tienen, pero tampoco pueden recargarla porque no hay cupo. A mi no me queda otra que pagar 13 pesos para volver a mi casa y mañana igual, gastar 26 pesos para ir y volver de la escuela’.


Por otro lado, distintos kiosqueros reconocieron que ayer hubo un incremento inusual de gente en la compra y recarga de la tarjeta. Uno de ellos fue el comerciante Carlos Ortuvia, quien tiene un kiosco en el centro, justo en calle Rivadavia y Mendoza. El kiosquero explicó que ‘el cupo que tenemos nos suele durar un día y medio, pero hoy (por ayer) se nos agotó en 4 horas. Abrimos a las 8 y a las 12 ya no teníamos cupo. Hasta que no volvamos a recargar no podemos atender al cliente. He visto mucho malestar en la gente debido al aumento del boleto en papel’. Darío Jofré, otro comerciante que tiene su local en Rivadavia y Entre Ríos, manifestó que ‘es increíble la cantidad de gente que vino. Cada una hora nos quedamos sin saldo y otro problema que existe es que la tarjeta no se consigue por ningún lado”.

 

“No sabía nada; me parece mucho. No viajo seguido, pero voy a sacar la SUBE” 

Silvia Oliver - pasajera

‘La gente se va a adaptar. No hay dónde recargarla y si encontrás, te cobran un “plus””

Soledad Gómez - pasajera

“Es increíble la cantidad de gente que vino. Cada una hora nos quedamos sin saldo” 

Darío Jofré - comerciante




“Se informó y sin la tarjeta, no viajarán”


El ministro de Gobierno, Emilio Baistrocchi, salió ayer a responder por el malestar entre los usuarios. “No hubo aumento. En realidad se le quitó el subsidio al boleto. La Nación obliga a San Juan a implementar la SUBE para seguir recibiendo subsidios al transporte público. Tenemos hasta el 31 de diciembre de este año para aplicarlo. El año que viene, sin la tarjeta, no van a poder viajar. Sabíamos que iba a existir algún tipo de molestia, pero esto de que no se ha dado aviso no es así. En noviembre anunciamos esto y hemos hecho campañas. El colapso se debió a que muchos usuarios esperaron a último momento”. Y agregó: “es ilegal cobrar “plus”, pero si denuncian, actuaremos”.