Con apenas menos de 23 años, Maluma es uno de los hombres más deseados de América Latina.  Juan Luis Londoño Arias, su nombre real, inició su carrera musical a los 15, cuando compuso con un amigo 'No quiero'. A partir de allí, comenzó una vertiginosa trayectoria.

 

Pero no solamente es reconocido por su talento a la hora de cantar o destacado por su facilidad de agotar las localidades en cualquier lugar que se presente. Maluma ha maravillado al público femenino por su belleza física. El colombiano siempre juega otro papel en sus canciones: el de un hombre malo. 

 

 

Y otro de los aspectos que respaldan esto son las redes sociales. Suma tres millones y medio de seguidores en Twitter, casi 20 millones en Instagram y en Facebook superó los 22 millones de “me gusta”.

 

 

Sin dudas, Maluma no sólo es un ícono de la música sino que su sensualidad justifica por qué se convirtió en un “sex symbol”. Hace poco, luego de grabar 'Vente pa' ca' con Ricky Martin, no pocos vieron entre ellos una química que va más allá de lo profesional.  “Ese tema me da risa. Es ese uno por ciento de personas que te transmite mala energía y que además amenazan tu privacidad. Simplemente eran ganas de la prensa amarillista de hacer noticia de algo que era mentira. Como si ser gay fuera un pecado (…)”, dijo en ese momento.

 

 

Sin embargo, este chico es muy unido a su familia y asegura que ellos lo han mantenido con los pies sobre la tierra durante su camino a la fama.”Yo creo que la familia es el factor más importante en todo artista. Los valores con los que se crían las personas son lo más importante. Y con la fama…yo no me vivo la película. Nunca me levanto y digo: “¡Wow! Yo soy Maluma”, no. Eso no me importa yo solamente hago música y pongo a gozar a la gente, que es lo que me interesa. Yo soy bien tranquilo, vivo el día a día y amo a mis papás que son los que me tienen los pies sobre la tierra”.

 

Fuente: Infobae, Clarin.