El ministro de Planificación, Julio De Vido, descartó que vayan a excluirse más barrios completos, como Puerto Madero y Barrio Parque, en los próximos pasos para la eliminación de subsidios y precisó que se avanzará en un análisis pormenorizado de las diversas zonas residenciales, tomando como base los respectivos planos catastrales en todo el país. ‘Esto no implica aumentos de tarifas sino el inicio de un proceso de sinceramiento de un esquema, que se seguirá aplicando a los sectores sociales más necesitados’, dijo, e hizo hincapié en ‘la responsabilidad social‘ que manifestarán los usuarios de electricidad, gas y agua cuando en las próximas semanas deban responder al formulario de renuncia voluntaria que les será remitido con las facturas correspondientes. Por su lado, el presidente de la distribuidora de energía eléctrica Edenor, Alejandro McFarlane, respaldó la decisión de quitar los subsidios en los hogares de mayores ingresos y manifestó su interés en ‘discutir‘ con el Gobierno la ‘parte regulada‘ que le permita a la empresa ‘tener mayores ingresos para poder hacer más inversiones‘.