Cuando el domingo llegó a su casa, extenuado por los dos partidos que había relatado esa tarde, Pericles Galo Salinas, más conocido como "Pato", escuchó la voz exaltada de su hijo.

-"Papi, quiero pedirte un favor, quiero que me vayas a relatar el miércoles, porfa, dale".

Benjamín Galo Salinas tiene 7 años y juega en las inferiores del Club Juventud Unida de Caucete. Ese día le habían avisado a su madre que el miércoles jugaban contra Racing un partido pendiente de la Liguilla Infantil y había estado esperando ansioso su llegada.

El padre estaba cansado. Había salido a las 12 y eran más de las 19. Volvía de San Martín, donde había transmitido la semifinal de Reserva entre Bermejo y Tierra Adentro y el cruce de Peñaflor ante Villa Etelvina, también por el pase a la final pero de la máxima categoría de la Liga Caucetera-Sanmartiniana.

Como esa noche no hubo respuesta, al otro día bien temprano el nene insistió. A las 6 ya estaba levantado para, antes de que su papá marchara al trabajo, reiterarle el pedido.

"Yo le decía que me podía surgir algún compromiso, pero en el fondo ya sabía que iba a ir y me lo guardaba como una sorpresa", explica un efusivo Salinas, que por las mañanas es movilero de FM Del Sol, por las tardes tiene su programa deportivo en Radio Santa Rita (FM 99.9) y los fines de semana relata fútbol.

Benjamín Galo Salinas. Su ídolo es Cristiano Ronaldo y del país le gusta Julián Álvarez. Él juega de volante por derecha.

A la sorpresa la mantuvo ese lunes y todo el martes, pese a que en todo momento Benjamín lo acorralaba con preguntas y con frases como "por favor, papi" u otras más a la yugular como "no me hagás esto", cuenta el padre, ahora entre risas, pero en ese momento ponía cara seria.

Y llegó el miércoles. El partido era a las 15 pero antes del mediodía el pequeño ya se quería asegurar. "Papá, te estoy esperando, son las 12 y a las 2 tenemos que estar en la cancha", escuchó "Pato" del otro lado del teléfono, pero siguió jugando a la incertidumbre.

Hasta que momentos después llegó a su casa de la Villa Juanita y Benjamín explotó de felicidad al oír que iba a estar presente con su cámara y su voz. Claro, eso fue después de un llanto escandaloso, porque antes le había dicho en broma que estaba muy cansado e iba a dormir siesta.

-"Me abrazaba, me decía 'papá, gracias' y que iba a tratar de hacer un gol". Pericles se emociona al recordar ese momento y esa conexión paternal, que describe como "mágica". Lo del gol era poco probable, si en las cinco fechas que se habían jugado Benja no había estado ni cerca, explica el hombre en tono jocoso. "Yo le decía que se divirtiera, que jugara con los compañeros y que nada más importaba".

En su vida "Pato" nunca imaginó relatar un partido de niños, precisamente de la categoría Sub-8. Además de la Liga Caucetera-Sanmartiniana, en sus casi 15 años de carrera le ha puesto voz a choques de torneos prestigiosos como la Copa de Campeones o el Torneo del Interior, recorriendo varios puntos de la provincia. Y hasta ha sido convocado en varias oportunidades para cubrir -desde San Juan- encuentros de Primera División para Radio Cadena Eco (AM 1530), gritando goles de cracks nacionales.

Pero ahí estaba el hombre, haciéndole frente al frío, parado a un costado de una de las canchas del Predio Municipal de Caucete, nombrando a nenes desconocidos, sabiendo que a cambio no había dinero pero igualmente dando lo mejor de sí para cumplir el deseo de su único hijo y para cumplir lo que luego él definiría como su propio sueño.

Uno relata, otro juega. Atrás, a la izquierda, "Pato" hace su trabajo a un costado de la cancha. Adentro, con casaca roja, Benja busca la pelota.

Benjamín clavó el último gol en el 4-1 de la "Juve" ante Racing y salió a festejarlo como Cristiano Ronaldo, su ídolo futbolístico que ve en los videos de TikTok. Todo eso salió en vivo por "El Pato TV", la página de Facebook donde Salinas hace sus transmisiones. Y para él fue como tocar el cielo con las manos.

-"El relato que hice fue como si hubiese sido un partido de Primera División, le puse la misma emoción y adrenalina. Pero cuando mi hijo hizo el gol no sabía si relatar o llorar, por dentro tenía una sensación que nunca antes había vivido. Era alegría, felicidad, todo mezclado, algo que no tiene precio".

Juntos. Pericles es hincha de Racing y Benjamín de...¡River! Pero igual se llevan bárbaro.

A Pericles se le corren las lágrimas. Dice que cuando su hijo vio luego el video y escuchó su relato lo envolvió en un abrazo interminable y con los ojos vidriosos le dijo: "Papá, gracias, nunca me voy a cansar de verlo".

 EL VIDEO DEL GOL