En el medio de tanto calor, alta humedad y temperaturas que no aflojan, llegó el tan ansiado respiro.Tras le viento Sur del viernes y las lluvias de anoche, el sábado amaneció algo fresco, ventoso y con la proyección de que la máxima no superará los 27°, recién soleado por la siesta.

 

cielo algo nublado en la mañana del sábado

 

En tanto que el domingo los valores irán levemente en ascenso, con una temperatura tope prevista en 31°, mientras que para el lunes se esperan 34° de máxima.