San Martín, en el 1-0 de ayer ante Ferro, tuvo muchas chances cerca del arco de Nereo Champagne, pero gracias a la actuación del arquero local, el marcador no lo pudo abrir el equipo verdinegro, que por momentos jugó a un nivel muy superior al de Caballito.

El técnico Darío Franco cambió de esquema para enfrentar a Ferro, dejó en el banco de suplentes a Mariano Messera y esperó hasta último momento a Penco, quién debió jugar infiltrado. Estos cambios pareció darle resultado al DT cordobés, por el juego del verdinegro, aunque los partidos se deben ganar, no basta con jugar bien.

"Jugamos bastante bien, ese buen juego ayudó para que podamos crear varias jugadas con claridad, pero no acertamos, no tuvimos puntería. Pero jugamos un buen partido desde el principio hasta el final, con buena posición y con buena circulación del balón", dijo el técnico de equipo sanjuanino.

Con respecto al gol del equipo de "Chaucha" Bianco, Franco lo vio como un descuido del equipo verdinegro. "En un descuido nos concretan el gol y no tuvimos muchas situaciones como para empatarlo. Creo que hicimos mucho para llevarnos otro resultado".

Desde que comenzó el año, el equipo de Concepción disputó 6 partidos de los cuales consiguió una victoria, dos empates y tres derrotas. Es por eso que los 5 puntos cosechados de los 18 disputados, hacen poner en la cuerda floja al técnico. "Estoy muy tranquilo por lo que hizo el equipo, la respuesta de ellos fue muy buena. Podría decirse que es el peor momento en el que me tocó atravesar, pero estamos muy fuertes. Teniendo partidos como hoy van a volver los buenos resultados. Esta derrota me deja muy tranquilo, porque nada tiene que ver con lo que pasó en Rafaela. Espero que (el presidente del club) esté tranquilo por como le jugamos a Ferro", cerró Franco.