"Pisé una piedra y el auto se fue. No pude hacer nada para controlarlo"

Félix Chena, sobrino de la fallecida