La expedición ayer pudo almorzar por primera vez desde que empezó la travesía, ya que antes había hecho paradas en las cabalgatas sólo para comer unos sandwichs.

Y fue nada menos que un gran asado para todos los integrantes de la travesía, en medio de la cordillera. Fue un desafío para los cocineros de Gendarmería, los encargados de preparar el asado, porque en total a la parrilla tiraron 210 kilos de asado, chorizos y morcillas.

Fue en la cuarta jornada del 12do Cruce de los Andes, que incluyó además la llegada del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, al Refugio Sardina.

La expedición hoy conmemorará los 200 años de la Gesta Libertadora con un acto que se hará en el límite entre Argentina y Chile.

A media mañana, ya estaban listas las brasas y las puntas de espalda empezaron a asarse, mientras que luego colocaron las costillas, los chorizos y al final las morcillas. Los medios empezaron a acercarse a la parrilla que improvisaron junto al refugio y los gendarmes-asadores empezaron a dar notas.

Cada comida fue servida sobre tablones y los expedicionarios hacían largas filas para recibir sus raciones. No hubo jerarquías ni privilegios, por lo que hasta el cónsul de Chile o el vicegobernador Lima hicieron la fila como cualquier otro.

Todas las comidas están a cargo de los gendarmes. Bien temprano empiezan a hervir el agua del río y en grandes ollas van sirviendo en los jarros de cada expedicionario, que deben sacar sus saquitos de té o mate cocido y un trozo de pan.

Luego empiezan con la cena, que hasta ahora fueron guisos bien potentes, mientras que el asado fue un mimo en el día de descanso.

El ministro Frigerio pasó la noche en una carpa, a metros del río y bajo las estrellas. Bullrich se acomodó como pudo en una de las camas del refugio, hecho de piedra y con techo de chapa, junto a sus colaboradoras.

 

Multitudinario

Durante un momento de la mañana, Refugio Sardina albergó a casi 400 personas. Es que al Cruce que está llevando a cabo el Gobierno de la provincia de San Juan y el del Ejército Argentino en forma paralela, se sumó otro de una agencia de turismo, que pasó con casi un centenar de personas.

 

Otra evacuación

La expedición se quedó sin otro integrante por prevención de salud. El periodista de Diario Huarpe, Darío Aballay, fue evacuado de Sardina por un inconveniente físico. Para prevenir alguna complicación mayor en lo que resta de la travesía es que fue trasladado a la ciudad. El martes habían bajado a otro expedicionario.

 

Para hoy

El inicio de la cabalgata hacia el límite comenzará hoy a las 8. Se trata de un tramo que va a demandar aproximadamente cuatro horas, aunque en un terreno menos adverso que el de las dos primeras jornadas. Sobre el mediodía se hará el acto y luego, los expedicionarios harán cuatro horas más hasta Sardina.