El ministro de Salud Pública, Oscar Balverdi, reconoció que hay falencias en muchos puestos sanitarios y centros de lugares alejados, pero aseguró que "muchos se han recuperado y otros están en camino de hacerlo, aunque todavía no es la situación ideal la que tengamos en las zonas más lejanas".

-¿Por qué hay centros de salud con tantas deficiencias?

-Mi concepto podrá no ser el ideal que buscamos, pero entre no tener nada y tener algo, la verdad que yo prefiero algo. Muchos de estos puestos y centros de salud estaban cerrados y los hemos recuperado. Lógicamente siguen faltando cosas, pero vamos en camino de hacer las correcciones necesarias.

-Pero los problemas son muchos...

-Para este año habrá fondos del Banco Mundial que se destinarán a corrección de estos problemas, así es que vamos a planificar y relevar las necesidades para ir atendiéndolas a todas. También hemos previsto que cuando se entregue cada barrio en zonas alejadas, se reserve una vivienda para ser destinada a un centro de salud. Así iremos adelantándonos a las necesidades de los nuevos núcleos urbanos.

-¿Por qué el microhospital de Los Berros no funciona como tal?

-En realidad no es un microhospital, sino un centro de salud más grande que los otros. Le faltan muchos recursos humanos para poder ser un microhospital, por eso no puede funcionar como tal.

-¿Se van a procurar esos recursos, por ser una zona tan poblada?

-Con el hospital de Media Agua se va a cubrir mucha de esa demanda.

-Pero también va a hacer falta gente, no alcanza con el edificio.

-Seguro. Lo que vamos a hacer es que no estén en forma permanente, sino que por ejemplo, se programen determinadas prácticas, como las cirugías, para que vaya un cirujano y las realice.

-¿Por qué en los centros de salud sólo hay médicos generalistas o de familia y no pediatras y clínicos, que es lo que más se demanda?

-Los médicos generalistas reciben una formación para poder serlo. Se preparan para ser médicos de familia, es decir que pueden atender a chicos y a grandes. Esto es una tendencia en todos los países del mundo y de a poco, la gente va a ir acostumbrándose a que tiene que ir primero al médico de familia y no al especialista.