El entrenador del Racing Club, Diego Simeone, aseguró ayer que pese a no poder vencer a Boca para descontar puntos en la pelea por el torneo no se baja de la lucha porque aún "quedan puntos en juego". "El equipo hizo un buen encuentro", sostuvo Simeone en rueda de prensa, al tiempo que enfatizó: "Quedan puntos en juego y yo no me bajo de nada".

Sobre el desarrollo del juego, el DT señaló que cuando iba "a hacer unos cambios para terminar con más gente en ofensiva vino la expulsión (de Teófilo Gutiérrez)", pero consideró que pese a la dificultad "el segundo tiempo fue muy bueno".