Renovación. Los hornos de fundición de doble cuba sustituyen poco a poco a los tradicionales hornos de lecho mixto, mejorando la producción, reduciendo el consumo energético y la emisión de gases.

 

La tecnificación y utilización de nuevos sistemas productivos resulta esencial para el desarrollo de cualquier industria. Este es el caso de la actividad calera que se desarrolla en la provincia de San Juan, ya que según indicó Raúl Cavanai, Gerente de Calera San Juan, la intención de este importante sector no metalífero pensando en 2018 es llegar a producir el 50% del total en hornos de alta tecnología.


“Los hornos de doble cuba utilizan tecnología de nivel mundial, son máquinas plenamente eficientes en sentido térmico, con un control de proceso impecable, que permite obtener cales de altísima calidad. Durante el 2017 se llegará a un 44% de producción en hornos de este tipo, pero la intención hacia el año que viene es superar el 50%”, dijo Cavanai. 


El objetivo del conjunto de grandes, pequeñas y medianas empresas es sustituir los hornos tradicionales para ganar rápidamente en calidad y así estar preparados para mercados que pueden generar un crecimiento exponencial de la industria calera local.
“El gran desarrollo de los proyectos de litio del norte podrían demandar una gran cantidad de cal a nuestra provincia y hay que estar preparados para eso. También hay que tener en cuenta que cuando se abra el Túnel de Agua Negra, tendremos acceso a la minería del norte de Chile, que podría aumentar aún más la demanda. Un factor que hasta el momento era impensado por lo costoso y dificultoso de los fletes hasta esa zona trasandina”, explicó Cavanai. 


Según cifras oficiales, la capacidad de producción de cal sanjuanina se encuentra actualmente cerca de las 2 millones de toneladas anuales. En función de dicha capacidad, durante el año 2016 se utilizó el 67%, el cual se desglosa de lo elaborado por 29 hornos que producen el 70% del total (correspondiente a 6 empresas). A esto se suma el 30% restante, que se divide entre 30 pequeñas y medianas empresas que utilizan 75 hornos (en su mayoría son hornos tradicionales no tecnológicos).  


El gerente de Caleras San Juan también destacó que el futuro crecimiento de la industria calera local dependerá en gran parte del desarrollo de nuevos proyectos mineros. “Los proyectos o minas de cobre también utilizan una gran cantidad de cal, y en eso estoy seguro de que los yacimientos cupríferos locales en algún momento se van a dar. La minería es una rueda que en San Juan empezó a girar hace rato. En algunos momentos será más lento y en otros más rápido, lo importante para nuestro sector es estar preparados, mejorar nuestra capacidad productiva y tener cal de calidad mundial”. 


Otra de las proyecciones analizadas como “favorables” por parte del representante del sector calero es el convenio firmado con Nación para el abastecimiento y utilización del carbón residual como combustible de calcinación para los hornos.


“Aquí hay que detenerse a pensar un poco, hay que destacar que dentro de los planes a futuro, el uso del combustible para fundición puede cambiar mucho en caso de entrar en actividad Vaca Muerta. Este proyecto gasífero podría llegar a producir mucha cantidad y por muchísimo tiempo. Es un factor a tener muy en cuenta, porque podría cambiar el tema del combustible con el que trabajamos”, concluyó el ejecutivo. 

 

( Cifra )

2.000

es la cantidad de personas que emplea actualmente la industria calera en la provincia de San Juan.