Primer premio para Dulces Pons. Rodolfo Pons, fallecido el año pasado, fundó en 1972 esta empresa que hoy la conducen sus hijos María Eugenia y Jorge Pons; junto a su madre Amelia Molina.

 

La Denominación de Origen "Dulce de Membrillo Rubio de San Juan" se ha convertido en un ejemplo vivo de generación de capital social. 


Es que la construcción colectiva de este sello de calidad anclada al origen demandó de la conformación de redes de trabajo conjunto, integrada por productores, industriales, universidades e instituciones públicas y privadas que colaboraron en la conquista de un objetivo común: agregar valor en la mente del consumidor de este noble alimento presenta la historia provincial.


Por ello recientemente el gobernador Sergio Uñac hizo entrega de los premios a los productores de los mejores dulces de membrillo, a criterio del panel encargado de valorar 47 muestras participantes.


En el hall del Centro de Convenciones, sitio donde se desarrollaron una exposición, degustación, capacitación y cocina utilizando como elemento principal el dulce de membrillo rubio Uñac entregó las distinciones junto al ministro de Producción y Desarrollo Económico, Andrés Díaz Cano, el decano de Ciencias Químicas y Tecnológicas de la Universidad Católica de Cuyo, Raúl García, y el presidente del Comité Regulador de la Denominación en Origen del Dulce de Membrillo Rubio de San Juan, Carlos Yornet, entre otros funcionarios, entregaron las distinciones.


Paralelamente Carlos Yornet recibió de manos del gobernador el decreto por el cual se le asigna la personería jurídica a esa asociación civil que dirige la Denominación de Origen "Dulce de Membrillo Rubio de San Juan" y organiza este concurso anual entre otras acciones.

 

La Escuela de Fruticultura y Enología de San Juan recibió su distinción representada por los enólogos Sergio Montero y Walter Garotti, director y responsable de la fábrica de dulce.

 

Luego de los discursos, se procedió a la entrega de premios en las tres categorías estipuladas.


* Categoría Artesanal Familiar: primer premio María Contreras; segundo premio Gabriela Rodríguez y mención para Silvia Palma.


* Categoría Escuela/Institución: primer premio para la Escuela de Enología y Fruticultura; segundo premio Centro Socio Educativo de Régimen Cerrado "Nazario Benavídez" y mención para la Escuela Industrial Sarmiento.


* Categoría Empresas: primer premio Productos Pons-Jorge Pons; segundo premio Fundación Cooperadora Escuela de Fruticultura y Enología y mención para el dulce de Profecía Monserrat.


Capital social


Coordinadas en su momento por el desaparecido Programa de Asistencia Integral para el Agregado de Valor en Agroalimento de Cuyo -Procal-, dependiente del Ministerio de Agroindustria de la Nación, en este proyecto de agregado de valor de la calidad particular del dulce de membrillo de San Juan, su identificación y promoción frente a los consumidores; trabajaron numerosas instituciones contribuyendo a tender a un incremento de la demanda, de la estabilidad o el incremento del precio para el producto certificado, así como un mejoramiento de la calidad del producto.


Hace un poco más de una década que, en el seno de la oficina del entonces Programa de Servicios Agrícolas Provinciales -Prosap-, visionarios y estadistas de la talla del ingeniero Héctor Llera y Roberto Ronchietto pensaron este tipo de proyectos estratégicos para la provincia.


Cinco años consecutivos de labor iniciados por los consultores Elena Schivonne y Dante Heredia en el año 2011, los productores agroindustriales junto a las 12 Escuelas Agrotécnicas de gestión pública y las dos semipública, el Instituto Tecnológico del Ministerio de la Producción local, el INTA, Senasa, Agricultura Familiar y la Universidad Nacional de San Juan entre otras instituciones, hicieron posible las investigaciones y acciones necesarias para aprobar, el 4 de noviembre de 2016, un riguroso examen del comité evaluador de Denominaciones de Origen e Indicaciones Geográficas ante una mesa de 34 expertos de todo el país, por unanimidad.


Las denominaciones de origen son consideradas a nivel mundial como herramientas que pueden contribuir a la preservación y valorización de recursos locales tales como saberes empíricos, prácticas individuales y colectivas y una distribución más equitativa de los beneficios a lo largo de la cadena de valor.


Cabe destacar el rol del Centro Regional de Análisis Sensorial de Alimentos -Cresa- de la UCCuyo, cuando el Procal contrató como consultora a su codirectora magister Adriana Turcato, para establecer el perfil sensorial del dulce de membrillo rubio y compararlo con otras zonas del país. 


Hoy las fábricas locales funcionan al 100% de capacidad, la demanda es creciente y deben resolver la paradoja de procesar aún el 50% de la producción local que se pierde en los mismos membrillales, proveniente en un 70% del departamento Jáchal.

 

NÚMERO

47
fueron las muestras evaluadas para distinguir los ganadores de las tres categorías del concurso provincial.