En el ambiente masculino hay pocos métodos anticonceptivos en comparación con los que se ofrece para la mujer. Para ellos se encuentra el preservativo, como anticonceptivo de barrera, o la vasectomía, una intervención quirúrgica de efecto reversible. A estas opciones se suma ahora Vasalgel, la inyección anticonceptiva masculina.

Esta inyección se viene desarrollando desde el 2010 por la Fundación Parsemus, una organización no gubernamental de Estados Unidos que busca promover medicamentos certificados a bajo costo. Según el sitio oficial de la fundación, Vasalgel es un anticonceptivo no hormonal de acción prolongada, reversible y sin efectos secundarios. Su efecto tiene una duración de 13 años aproximadamente, con un 99% de efectividad, pero puede revertirse al momento que el hombre lo desee con la disolución del polímero.

¿Cómo se aplica la inyección?

Según informa el sitio oficial de la Fundación Parsemus, el procedimiento es similar a una vasectomía, solo que sin bisturí. Se inyecta un gel en la zona de la ingle (testículos) en los conductos deferentes por el que van los espermatozoides, en lugar de cortar los conductos, como sucede en la vasectomía.

El proceso de inyección tiene una duración de 15 minutos aproximadamente y debe ser realizada por profesionales, ya que además utiliza anestesia local.

En caso de revertir la situación, solo se debe aplicar una solución que disuelve el gel para que el flujo de los espermatozoides vuelva a ser regular, lo que permite la posibilidad de interrumpir sus efectos cuando el hombre lo decida.

Lanzamiento al mercado postergado por la pandemia

Se esperaba el lanzamiento de esta inyección para el 2020, pero debido a la pandemia por el Covid-19 se retrasó su llegada.

Pese a ello, recientemente se conoció que las etapas de pruebas llegaron a su fin, y que la inyección anticonceptiva para hombres podría estar disponible en el mercado a partir del próximo año.