Eduardo Garcés de la Federación de Viñateros y Productores Agropecuarios firmó junto al ministro Felipe De Los Ríos el convenio.
  <

/figcaption>

 

La pasada semana en la sala de reuniones del Ministerio de Educación, el ministro Felipe De Los Ríos encabezó el acto de firma de dos convenios para la realización de prácticas profesionales.


El primero fue con la Federación de Viñateros y Productores Agropecuarios, representada por su presidente Eduardo Garcés, y el segundo con la empresa de informática y comunicaciones Setec, de Caucete, representada por su propietario Rolando Gabriel Cortez.


Las prácticas son una instancia decisiva en el aprendizaje y están orientadas al perfil profesional en el que se están formando los estudiantes.

>


El objetivo es dotarlos de herramientas para enfrentar desafíos y problemáticas que pueden plantearse en la diversidad de situaciones socio-productivas en el ámbito laboral.


Previo a la rúbrica del convenio, el señor Eduardo Garcés se refirió a la iniciativa explicando que "nosotros siempre tratamos de ayudar y defender al pequeño y no tan pequeño productor, por eso, cuando el señor Jaime Gili me comentó de qué se trataba este sistema de prácticas profesionales, la Comisión Directiva de la Institución que represento aprobó por unanimidad que se realicen estas capacitaciones en nuestro sector, porque creemos que el país lo vamos a sacar adelante no abriendo grietas sino construyendo puentes, y me parece que esta es una buena forma de crear un puente duradero y útil para todos".


Acto seguido, hizo uso de la palabra el ministro Felipe de los Ríos. "Nosotros estamos dentro de la línea de pensamiento de que los alumnos se preparen no para ser empleados sino para generar empleo".


Asimismo, agregó que "la única forma de generar ese empleo es siendo emprendedores y no teniéndole miedo al fracaso". Luego, añadió que "mientras no haya producto bruto interno real vamos a pedir que nos auxilien y cada vez nos vamos a hipotecar más. La única forma es tener recursos genuinos y eso lo da el trabajo que producimos".


Para finalizar, dijo que "el problema que tenemos los argentinos es que no sabemos trabajar en equipo, y esa concepción es la que intentamos superar con este tipo de herramientas, y creemos que los jóvenes son los que pueden cambiar este paradigma".

>


El acuerdo que se firmó establece que los alumnos cumplirán doscientas horas de práctica. No suplantan, ni ocupan el puesto de trabajadores, van a capacitarse a las empresas. Además, la cartera educativa brinda la cobertura de seguro y el traslado de los estudiantes, en caso de ser necesario.


Para entrevistas, comunicarse con el señor Eduardo Garcés, presidente de la Federación de Viñateros y Productores Agropecuarios de San Juan.Teléfono: 264 404-8911.

>

 

El acuerdo establece que los alumnos cumplirán doscientas horas de práctica.


 

Mesas Intersectoriales


El Ministerio además cuenta con las mesas intersectoriales. La Ley Nº 26.058 de Educación Técnico Profesional establece la creación de ámbitos de participación intersectorial como espacios de construcción de acuerdos, consensos, y, principalmente, de diálogo social que contribuya a fortalecer los procesos de desarrollo local socioproductivo y artístico, a partir del análisis de las distintas realidades sectoriales y regionales. Sobre la base de considerar la Educación Superior como un elemento central en los procesos de desarrollo local, las políticas educativas están llamadas a contemplar esas realidades, no sólo para responder de manera mecánica a las situaciones existentes, sino también, y de modo fundamental, a dar cuenta de las potencialidades estratégicas de cada sector y de cada región y a aportar en consecuencia. Los procesos de diálogo y participación encuentran variadas formas de encauzarse, y son el aporte fundamental para la construcción de las propuestas formativas de la Educación Superior Técnica.


 Entre ellos se destacan las Mesas Intersectoriales Jurisdiccionales, en donde se convocan a expertos/especialistas sectoriales para indagar sobre las características de un sector/región con potencialidad de transformarse en contenidos educativos en una propuesta formativa superior. Por ello, se considera esencial el aporte de los representantes institucionales de los trabajadores, empresarios, del campo científico tecnológico, de la economía social, y de otros organismos del Estado para que aporten a la descripción de las variadas características del mundo socio productivo, y contribuyan a la definición de estrategias pertinentes, que posteriormente formarán parte del diseño curricular jurisdiccional.