Muchos piensan que viajar es la mejor inversión. Y cómo no! si se conocen otras culturas, otros paisajes, otras personas, otros idiomas y costumbres, muchas veces tan diferentes a las ya conocidas. Es el caso de Berlín, Praga, Viena, Budapest, Medjugorje, Moscú, San Petersburgo y Polonia, ya que cada uno de estos puntos señalados cuenta su propia gran historia. Aunque parezca mentira, esta propuesta integral para conocer esas ciudades ya está a consideración de quienes quieran y puedan realizar la gira que comenzará el 30 de Junio y culminará el 22 de Julio. La idea y puesta en marcha de este viaje soñado fue de Carrascal Viajes y Turismo, cuyos organizadores eligieron una fecha ideal por las condiciones climáticas que caracterizan esas zonas tan frías.


Precisamente por ser un viaje de gran contenido histórico y cultural es que Carrascal decidió realizar reuniones de estudio con los viajeros. Así y tal cual lo leen. 'Cada veinte días nos reunimos a estudiar, coordinamos con el grupo para organizar el día y horario, para que todos puedan ir. Incluso se toman lecciones. La idea es que todos vayan sabiendo y conociendo cada lugar para no perderse detalles y ver las cosas de otro modo, indica Zulma Salinas del Carrascal.


De este modo, ninguno de los turistas llega improvisado, por el contrario quiere conocer y profundizar sobre lo aprendido. Una tendencia que enriquece aún más cada viaje.


Berlín, primer destino


Los viajeros podrán realizar una visita panorámica de la ciudad para familiarizarse con los principales monumentos, recorriendo los lugares más importantes de esta ciudad como la Puerta de Brandenburgo, el Parlamento ó Reichstag, Postdamplatz, Alexanderplatz, avenida Kurfurstendamn, los restos del muro que dividía la ciudad hasta 1989, incluso una tarde estará dedicada a conocer el campo de concentración de Sachsenhausen.


Desde allí, el grupo continuará camino a la región de Sajonia para llegar a su antigua capital, Dresden, a orillas del Río Elba, que fue prácticamente destruida durante los bombardeos en la II Guerra Mundial.


Por supuesto que desde este punto, continuarán hacia la República Checa para llegar a la bella ciudad de Praga. La visita por este inigualable capital incluye conocer sus grandes monumentos como la Catedral de San Vito, el pintoresco Barrio "Malá Strana", el puente de Carlos que atraviesa el río Moldava, la zona antigua con la Plaza de la Ciudad Vieja donde se encuentra el famoso reloj astronómico, iglesia de la Victoria del Niño Jesús de Praga, Teatro Nacional y Plaza Wenceslao.

Camino a Viena

Si algo no podía faltar en esta propuesta es Viena, antigua capital del imperio Austro- Húngaro con espectaculares avenidas y edificios: el Palacio de Schonbrunn, la Opera, el Palacio Real, Ayuntamiento, Iglesia Votiva, Canal del Danubio, pasamos por el Prater con la emblemática Noria.


En Budapest, una singular ciudad que se divide en dos zonas, el recorrido comenzará por la colina de Buda, donde se encuentra la ciudad vieja con el Palacio Real, la Iglesia de San Matías y el Bastión de los Pescadores para contemplar una bella panorámica del río Danubio. Luego será el turno de "Pest", zona moderna comercial en la llanura a orillas del río con el Parlamento, la Plaza de los Héroes, esto sin contar una con cena folklórica húngara.


Ya en Medjugorje visitarán con guía local el monasterio más famoso en el mundo cristiano, pasearán por la Colina de las Apariciones donde la Virgen María apareció a los niños.

Rumbo a Moscú

Una de los primeros descubrimientos de la capital soviética será el Metro de Moscú, 
considerado el más bello del mundo, cuyas estaciones están adornadas con estatuas y bajo relieves, pinturas, mosaicos, vidrieras. Actualmente transporta unos diez millones de pasajeros diarios.


No faltará la visita al Kremlin, conjunto arquitectónico principal de la ciudad,
ubicado en una colina de 40 metros de altura y rodeado por una muralla de 2 kms de 
longitud con 20 torres. En el siglo XIV fueron construidas las catedrales: de la Asunción, Anunciación, y del Arcángel Miguel que formaron la Plaza de Catedrales. El conjunto de la plaza lo completa el Campanario de Iván el Grande al pie del cual se encuentra la Campana del Zar, la más grande del mundo, así como el Cañón del Zar. Podrán visitar alguna de las catedrales y admirar las obras maestras de los pintores de iconos rusos.


El siguiente destino será Serguiev Posad, un lugar de gran interés por su colección de excelentes monumentos de la cultura rusa creados en los siglos XV-XVII. Aquí se encuentra el monasterio de la Santísima Trinidad y el de San Sergio fundado en el 1337, conocido como "Vaticano Ruso". Es un lugar de peregrinación de los ortodoxos, que vienen a venerar las reliquias de San Sergio de Radonezh. Actualmente en el recinto del monasterio se encuentra la residencia de verano del Patriarca ruso Kirill, la academia y el seminario así como escuelas de canto y de iconografía.


Una vez instalados en San Petersburgo, la ciudad fundada por el zar Pedro el Grande a las orillas del río Neva, recorrerán la avenida Nevsky, la calle principal de la ciudad, donde admirarán las Catedrales de San Isaac y de la Virgen de Kazán, Plaza del Palacio y el Palacio de Invierno, Almirantazgo, Jardín de Verano, entre otros. Visitarán la Fortaleza de San Pedro y San Pablo, la primera edificación de San Petersburgo, famosa por su impresionante Catedral, panteón de los zares rusos. 


En Pushkin conocerán un precioso palacio de estilo barroco, con un parque espacioso y elegante, perfecto ejemplo de la jardinería rusa. La joya del palacio, la Sala de Ámbar, se considera la octava maravilla del mundo. 


El viaje de ensueño continúa hacia Cracovia y Czestochowa para visitar el monasterio de los Padres Paulinos donde se encuentra la milagrosa imagen de la Virgen María de Czestochowa llamada también "la Madonna Negra", el lugar de peregrinación más importante de Polonia.


En Cracovia no se pueden perder el Santuario de la Divina Misericordia, con el famoso cuadro "Jesús, en ti confío".


Por supuesto que por la cercanía y la importancia que tiene para muchos de los viajeros, el destino próximo será Wadowice, ciudad natal del Papa Juan Pablo II: Basílica y el Museo.
En Auschwitz-Birkenau, visitarán al territorio del excampo de concentración y de exterminio nazista, construido por los alemanes durante la ocupación nazi en Polonia. Hoy en día el excampo de concentración de Auschwitz forma parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

El dato

Carrascal ubicado en avenida Libertador 234 Oeste
Teléfono: 0264 -4221219 -154104544. Wsp 264 4104544. 
Web: www.carrascalviajes.tur.ar
E.mail: [email protected]
Precio: 6.900 dólares por persona
Incluye:
20 noches de alojamiento
Media pensión durante todo el viaje: 19 desayunos, 19 cenas.
Los menúes de cenas consisten en: 3 platos y agua. Una de las cenas en Cracovia con
el show de folclore polaco. Una de las cenas en Budapest con el folclore húngaro.
Visitas con guías y entradas según el programa.
Aéreos internacionales
Seis aéreos internos.
Seguro del viajero cobertura green
 


Moscú, inmensa

Moscú es una ciudad inmensa. Las calles son colosales, algunas con más de 14 carriles, por lo que no es de extrañar tener que cruzar más de una calle por túneles preparados para los peatones. Por este motivo es que un viajero debe prepararse para andar mucho en metro o a pie. Es una ciudad para pasear durante todo el día.


Es tan grande que lo ideal es seleccionar que lugares no deben dejar de conocerse. Aquí algunas sugerencias para tener en cuenta:

La Plaza Roja: Es el emblema de Rusia, un lugar más que obligado, a pesar de las largas colas que se forman para visitar al vecino Kremlin. Hay que visitarla tanto de día como de noche, ya que por el día suele estar atestada de gente por los turistas que visitan el Kremlin, el GUM o la Catedral de Cristo el Salvador, puntos turísticos de primer orden que rodean a la Plaza Roja.

El Kremlin: Se destaca la Armería donde se encuentran armaduras, ropa de época, coronas de los zares y carrozas construidas en el centro de Europa con tonos dorados. Más de una eran tiradas por ponis o enanos ya que los zares eran muy excéntricos. 


A parte de la Armería, en el interior destaca la gran campana de Iván el Grande, el gran palacio y las cuatro catedrales, la Catedral de la Deposición del Manto de la Virgen y las iglesias de los Terems, la Catedral de la Dormición, la Catedral de San Miguel Arcángel y la más bonita, la Catedral de la Anunciación.


La Catedral de San Basilio: En la Plaza Roja está una de las catedrales más pintorescas y bonitas del mundo, la Catedral de San Basilio. Posiblemente lo mejor este fuera, ya que para muchos el interior, si no se conoce la historia o no se lleva un guía, puede llegar a defraudar. Es más pequeña de lo que parece, aunque disponga de 8 capillas, una por torre, y cerca de 65 metros de altura. Aún así, es posiblemente el lugar más fotografiado de todo Moscú.


Catedral de Cristo el Salvador: En la colina de Chertolsk y no muy lejos de la Plaza Roja y del Museo de Pushkim está la Catedral de Cristo el Salvador. Es de acceso gratuito, y de ella se destacan dos cosas. La primera es su interior, ya que no hay espacio o hueco sin cubrir por geniales pinturas. Lo segundo su ubicación, junto al río, donde hay un puente que ofrece una de las mejores vistas del Kremlin y de Moscú.

El Teatro Bolshoi: Se puede ver uno de los espectáculos más famosos del mundo. 

La calle peatonal de Arbat: Es la calle peatonal más turística de Moscú. En ella tiene cabida desde pintores, restaurantes internacionales o tiendas de moda de las firmas más famosas. Es una calle muy animada, no muy lejos de la Plaza Roja.

El Metro de Moscú: Además de ser un gran palacio subterráneo, se puede decir que es uno de los metros más eficientes que existen. Es muy puntual y pasan trenes cada 2 minutos.