Avances en distintas áreas. Como parte de las labores coordinadas en nuestra provincia, por el Programa Cambio Rural, en una finca arrendada por un productor integrante del Grupo "Ganaderos y Forrajeros del Sur", en la localidad de Villa Iglesia, a 173 km de nuestra capital, se realizó la siembra de un nuevo material de maíz.


La profesional a cargo del grupo, Carolina D'Onofrio, dijo a Suplemento Verde "los climas de Iglesia corresponden a Clima Seco Desértico y el Frío de Altura. En la zona del oasis irrigado, los datos de temperaturas medias indican como el mes más cálido a enero con 22.8ºC seguido de diciembre y febrero, con temperaturas promedio que superan los 25ºC. El más frío julio con una temperatura media de 7.8ºC, en los meses de junio, julio, agosto y septiembre es normal tener temperaturas mínimas bajo cero. Desde el punto de vista de la producción agrícola, es importante resaltar que el déficit hídrico extremo sólo permite la agricultura bajo riego. Otro aspecto para tener en cuenta es que el régimen de heladas limita a los cultivos posibles de realizar. Es útil destacar que debido a las grandes diferencias de altitud, pendientes y exposición hacen necesaria la realización de estudios locales para determinar con mayor precisión el comportamiento de las heladas en cada localidad. La gran amplitud térmica diaria y la alta heliofanía constituyen ventajas climáticas para la producción agrícola debido a su gran influencia en la calidad de muchos productos agrícolas (especialmente en los cultivos de aromáticas, frutales y semillas)."


Dijo la joven técnica "años atrás, estos cultivos se producían en mayor medida. En la actualidad debido a una serie de variables económicas, culturales, sociales, etc, la actividad agropecuaria se vea desplazada." 


A su vez, se resalta que no es fácil conseguir mano de obra activa local lo que entorpece el desarrollo agropecuario, sin embargo, existen productores con espíritu emprendedor que junto al apoyo constante de profesionales técnicos como INTA y programas como CR logran buenos resultados.

Carolina D'Onofrio


 

DIAGNÓSTICO

La idea de probar un cultivo de semilla híbrida surge del análisis de la situación de la región y del perfil del productor. 


"Aquí el objetivo principal es hacer ganadería ovina y bovina, a una escala manejable, pero todos los años se presenta el problema de la falta de alimento, por lo que deben salir a comprar a precios altísimos, con la suma de que es lejos, y se encarece por tareas de logística y fletes difíciles de costear".


Otros inconvenientes son las condiciones climáticas agrestes para producir y falta de mecanización. Por esto, se decidió planificar una cadena forrajera que tenga nuevos desafíos para el productor y no sólo la producción de alfalfa que de antaño realizan. Esta cadena está compuesta por cultivos de: avena, cebada, alfalfa, sorgo y maíz.



PLANIFICACIÓN

D'Onofrio explicó que "se acordó la siembra de 1 hectárea de superficie, en Villa Iglesia, se eligió un híbrido, y se compró a Córdoba. Se trata del I-550 RR/MGRR/VT3PRO, de ciclo corto, madurez relativa a los 104 días, 68 días a floración, tipo de grano dentado amarillo; un peso de 1000 granos de 290 gramos, una altura planta de 222, 3 cm, una altura de inserción de 90,5 cm."


La preparación de suelo fue en octubre de 2019, con 1 pasada de cincel y 1 de rastra. La siembra fue el 31 de octubre 2019, y se realizó al golpe. No se hizo fertilización a la siembra, ni durante el cultivo. Tampoco se hizo control de malezas. En cuanto a plagas, en diciembre, apareció la oruga Spodoptera frugiperda, pero no se realizó control químico. 


Destacó finalmente "la cosecha se hizo el 31de marzo de 2020, en forma manual. El rendimiento fue de 150 bolsas de 40 kilogramos, es decir, unos 6.000 kilogramos por hectárea. Creemos que ahora sabemos que podemos mejorar para elevar los rindes, sobre todo con fertilización."



Más info: Cel 1168702023 y 2645778108.

  • Proyectos en Iglesia


Georgina Lemole, técnica de la AER Iglesia del INTA, dijo a Suplemento Verde "tenemos un gran número de ensayos y experiencias, entre otros: Ensayo de pruebas de variedades de sauces de calidad maderera, el proyecto lo articulan varias instituciones, incluido INTA. Es en una finca de Iglesia, importante, a nivel país. A cargo de Julia Nosetti (Ley Forestal) y Roberto Resta (técnico que lleva la finca donde se instaló el ensayo). Ensayo de trigo en la Escuela Aerotécnica Cornelio Saavedra, de Rodeo, de calidad harinera. Ya está sembrado en una parcela. Responsable: Mónica Ruiz. de INTA. Ensayo de variedades de quinoa en Iglesia, por los expertos Nadia Barcena y Gonzalo Roqueiro. Proyecto de la Seciti, recientemente sembrado. Otro que es muy atractivo, esta temporada, con un proyecto INTA-Seciti, se va a probar un sistema de riego móvil para productores pequeños de Iglesia, Calingasta y Valle del Tulum. Sólo requiere el turno de riego. Quien está de coordinador es Leandro Ruiz (AER Calingasta). Además se esta avanzando en la conformación de una Mesa de Gestión Forestal, el presidente es Fernando Mini. También estamos trabajando en el tema caracterización de mieles, donde esta incluida Iglesia. Esto es por un convenio con la UCCuyo.