Por -¿Cuál es el balance que realiza de la actividad minera de la provincia de San Juan durante este año que termina?

-Ha sido un año muy bueno. Se ha vuelto a batir los récords en materia de exploración, explotación, inversión, exportación y producción. Ha crecido la participación en el producto bruto geográfico provincial. Durante 2011 hemos pasado los 50.000 puestos de trabajo vinculados a la minería. Y desde el punto social y ambiental también hemos tenido un año excelente, porque no se ha reportado ni un solo accidente ambiental.

-¿A su entender entonces todo resulta positivo durante 2011? Ya que durante la última entrevista que le realizó CUYOMINERO durante 2010, usted explicó que los efectos negativos de la crisis financiera internacional comenzarían a mostrarse en 2011-2012.

-Sin duda que los efectos de crisis financiera internacional están latentes. No hay duda que la crisis afectó a los capitales extranjeros y las inversiones se ven afectadas también por eso. Por eso creo que 2011 podría haber sido mejor. Esperábamos mayor celeridad con el proyecto Pascua Lama y sobre todo en Pachón. Al igual que en los proyectos Los Azules y El Altar. Sabemos que más allá de los requerimientos ambientales y técnicos, las empresas no han podido contar con todo el dinero líquido necesario para darle la velocidad necesaria a estos proyectos.

-¿Qué opinión le merece la disposición legal que obliga a que las compañías deban liquidar las divisas en el país? ¿Cree que con las modificación de las regalías y lo de las divisas se ha afectado la seguridad jurídica que se les ofrece a las empresas mineras?

-Hay cada vez mayores exigencias de parte de los inversores para poder llevar a cabo las tareas y que les den plena seguridad. Lo de las divisas me parece una buena manera de unificar todo lo que estaba pasando con cada una de las industrias del país. Tengo conocimiento de que a algunas empresas mineras no les simpatizó al principio, pero luego se hicieron a la idea y no hubo más problemas. Yo creo que como provincia, hemos demostrado que tenemos seguridad jurídica para soportar los efectos negativos de la crisis.

Tenemos muchos recursos geológicos y tenemos confianza de que otros capitales van a sentir la seguridad de venir a explorar en nuestra provincia.

-¿Ha sido un año positivo con respecto a la explotación minera no metalífera?

-Sí, por supuesto que sí, ha sido un año récord en materia de producción y explotación minera no metalífera. Durante 2011 hemos alcanzado la increíble cifra de 1.250 millones de dólares en producción de minerales no metalíferos. Esto implica desde 2003, un crecimiento del 200,8 por ciento.

-El año pasado y también durante 2011 hubieron opiniones encontradas en relación a los pequeños productores de algunos departamentos mineros como Valle Fértil. ¿Ellos reclaman mayores beneficios al ser pequeños productores?

-Hay que entender que nosotros tenemos una sola legislación, una sola metodología y una sola normativa de cómo se debe presentar todos los informes. Además hemos separado en grandes, medianos y pequeños proyectos o minas. La ley se aplica a todos los que en territorio sanjuanino ejerzan la actividad, independientemente de si es pequeña, mediana o grande. Se debe cumplir con todas las disposiciones legales ambientales y de seguridad.

-¿Resulta muy difícil establecer las normativas ambientales y de seguridad de la mega minería en zonas donde se realiza la actividad tradicional o artesanalmente?

-Sí, claro que es difícil. Nosotros hemos apelado a las capacitaciones, al asesoramiento. Pero a lo que deben acostumbrarse los pequeños productores es a cumplir la reglamentación requerida. No por ser pequeños van a poder hacer caso omiso de la ley. Todos deben realizar la actividad dentro de los estándares ambientales y de seguridad requeridos. -Las medidas de seguridad y de cuidado de medio ambiente se exigen escalonadamente en la industria minera. ¿Esto producirá algún efecto?

-Claro que sí, y dentro de un tiempo, las mismas empresas que les compran a los pequeños productores de San Juan van a exigirles las medidas de seguridad y ambientales para comprarles. Y cuando no se cumplan, estos pequeños productores pueden llegar a desaparecer en manos de los grandes productores. Nosotros hemos ayudado en lo que hemos podido, pero tampoco podemos hacer todo por ellos. -¿Qué expectativas tiene para la industria minera de San Juan durante 2012?

-Bueno, pronosticamos un año muy bueno, donde va a volver a batirse los récords en materia de producción, explotación, etc. Esperamos estar más cerca del inicio del proyecto Pachón. Esperamos importantes avances en Los Azules y El Altar, y por sobre todo en la puesta en marcha de Pascua Lama, que debería comenzar a producir a partir de 2013.