-¿La industria minera puede compatibilizar con el cambio climático?

-Sobre la industria minera podemos tener dos miradas, una que sería la de mitigación al cambio climático y otra la de adaptación. En cuanto a la mitigación es todo aquello que un Gobierno puede hacer para reducir los impactos, la adaptación es cómo un país se va a adaptar a una condición climática diferente. Desde la mitigación como cualquier industria hay mucho por hacer, porque la minería es una actividad que utiliza combustibles y energía para mover sus equipos, ambos aspectos que tienen oportunidad para reducir sus emisiones. Es decir, la logística puede hacerse más eficiente consumiendo menos combustibles o energía eléctrica y por tanto mitigar su impacto.

-¿Es obligatorio?

-En Argentina es voluntario, ahora, en un contexto de negocios internacional en donde las industrias locales son proveedoras de otras industrias en el mundo, es muy importante. Si soy proveedor de una empresa de consumo masivo, probablemente me van a pedir información sobre mis emisiones y me van a empezar a pedir que yo haga más eficientes mis procesos para tener menos emisiones.

-Lo que influye en el negocio en sí y en la imagen de la empresa…

-Claro. Sin duda las normas de cálculo de reportes y emisiones son voluntarias, pero es ahí cuando se puede obtener una ventaja competitiva respecto de otro competidor, todo lo que se traduzca en eficiencia ambiental es una ventaja competitiva por sobre otros.

-¿Es un compromiso real o sólo una cuestión de imagen?

-Cualquier tema medioambiental tiene fuerza porque puede venir de un organismo como Naciones Unidas -ver Protocolo de Kioto-, después está el tema de cómo una necesidad puede transformarse en una ventaja competitiva. El dióxido de carbono está relacionado con el consumo de combustibles y si yo hago más eficiente mi consumo de combustibles, puedo reducir mis costos, o sea, una ventaja para mi empresa.

-Sin duda una ventaja competitiva. ¿Las empresas van incorporando este cambio?

-Lleva tiempo. Hay que ver la cadena de valor, ver cuánto emite cada una de las actividades, a medida que se evoluciona se puede lograr mejores factores de emisión y mejorar la calidad.

-¿Esto tiene que ver con un trabajo profundo con los proveedores?

-Y de los consumidores también. Desde que surge el fenómeno y se instala en los últimos 10 años, siempre se miraba a la propia organización. En los últimos tres años se comenzó a tener en cuenta todo el proceso, porque no son emisiones directas sino indirectas; puedo hacer mucho en mi cadena de proveedores y los consumidores. Por ejemplo, si produzco jabón para la ropa en función de estándares ambientales y el producto terminado llega a un consumidor que tiene el lavarropas diez horas encendido, queda claro de quién es el problema. Si trabajo con los proveedores para mejorar los procesos y con los consumidores para que consuman de una forma mejor los productos que genero, puedo reducir la emisión en toda la cadena.

-¿La minería es carbono intensiva?

-No diría eso. La minería no es la industria que más dióxido de carbono emite, en todo caso diría que la que es más carbono intensiva es la del cemento, porque en su cadena de valor emite cuando consume combustible en el horno y también en el proceso de calcinación. Sin embargo, la minería forma parte de todas las cadenas de valor de los productos que conocemos, la electrónica por ejemplo, entonces de alguna forma se va a ver involucrada; por lo que en la medida que tenga esta información será importante, sobre todo para los inversores.

-¿El reporte de sustentabilidad es un modo de difundir esta información?

-Los reportes están relacionados con esto y muchos tienen un apartado vinculado al cambio climático y se informan las emisiones. El reporte tiene una curva de aprendizaje de hace muchos años y pasaron de ser meras piezas de comunicación a una compendio más sofisticados, con indicadores, algo mas consistente. -Entonces. ¿qué deberá considerarse?

-Depende del actor. Si sos consumidor deberás considerar si la materia prima es local, agua que consume, cómo se trabaja; si soy un inversor, yo miraría si la empresa es riesgosa en consumo de recursos naturales, si emite mucho dióxido de carbono, porque como inversor voy a estar interesado en que la organización no tenga tantos riesgos. Depende de quién sea el actor, la estrategia y la información tendrá un valor diferente.

-Por todo lo expuesto, usted plantea una mirada diferente del negocio.

-Es interesante, es una perspectiva más abarcativa con temas que hasta ahora no se les daba tanta importancia, pero puedo asegurar que existen fondos de inversión que no sólo miran el dióxido de carbono sino otras cuestiones ambientales.