Un estudio de la consultora Openagro considera que la soja podría llegar a ser 20 por ciento más rentable este año y prevé también muy buenas perspectivas para el maíz y el girasol, señala el medio Primicias Rurales.

Por la mejora de los precios de los granos, la soja, el maíz y el girasol, los principales cultivos de verano de la Argentina tendrán en la cosecha 2011 márgenes superiores a los registrados en 2010.

Esto ocurre pese a que se proyectan rindes inferiores a la campaña pasada por la sequía y porque, aunque tuvieron bajas en las últimas semanas, los precios son más altos que en 2010.

Según un estudio de la consultora Openagro, que publicó un matutino porteño, el margen bruto de la soja -un indicador que se considera antes de descontar el pago de impuestos- podría ser en la presente campaña agrícola en promedio un 20 por ciento mayor que en la anterior.

El dato surge de ponderar los resultados de la oleaginosa en campos propios y alquilados para cuatro zonas de producción: Norte bonaerense/Sur de Santa Fe, Oeste bonaerense, Sur de Córdoba y Sur de Entre Ríos.

A modo de ejemplo, en la zona Norte bonaerense/Sur de Santa Fe, para esta campaña con un rinde promedio de 3.500 kilos por hectárea, en soja el dueño de campo que trabaja su tierra alcanzaría un margen bruto, antes de impuestos, de 406 dólares por hectárea, 16,3% más que el año pasado.

Mientras tanto, para esa misma región, quien alquila la tierra de un tercero y paga allí un arrendamiento promedio de 370 dólares la hectárea, obtendría un margen bruto de 254 dólares por hectárea, 17 por ciento más que en 2010.

En la Argentina más del 60 por ciento de la producción se hace sobre campos alquilados.

Otras zonas con menores costos de producción, en especial con alquileres inferiores, tendrían inclusive una mejora del margen por encima del 20 por ciento estimado como promedio para todas las regiones.

En el Oeste bonaerense, el margen bruto de una soja de 2800 kilos producida en campo propio rondaría los 312 dólares por hectárea, un 23,3 por ciento más.

Según Openagro el valor de la oleaginosa es 34,8 por ciento más alto que la campaña pasada.