Federación de Cooperativas Agropecuarias de San Juan Ltda. informa a través de Suplemento Verde de DIARIO DE CUYO que ya están disponibles a la venta los kits de semillas hortícolas "colección otoño-invierno", para el cultivo de las huertas familiares y comunitarias.


Al respecto Karina Torrente, del equipo técnico de la institución, indicó que los mismos contienen 14 especies diferentes de semientes de diferentes hortalizas, condimentarias, aromáticas y flores: acelga, Arveja, brócoli, cebolla, caléndula, espinaca, habas, lechuga, perejil, puerro, rabanito, remolacha, repollo y zapallo.


Explicó que "la colección habitual es para unos 30 metros cuadrados de huerta, aunque si se necesita para espacios mayores o menores, también nos pueden consultar ya que comercializamos volúmenes de los 50 gramos de semillas por especie".


Entre los consejos indicó la necesidad de "contar con suelos profundos, bien mullidos y preparado, disponibilidad de agua suficiente y no menos de 3 horas de sol en la mañana". 

Beneficios

"Desde la Feco prestamos asesoramiento ya que comenzando este nuevo año, podemos considerar instalar una huerta y tomar el desafío de ser el propio proveedor de frutas y verduras, para esto no es necesario vivir en el campo o tener un gran jardín, existen muchísimas posibilidades para crearlo, ya sea en patios, terrazas o balcones en la ciudad", indicó Torrente y enumeró los beneficios de tener una huerta en casa:


1.    Alimentación Saludable:¡las hortalizas van directo de la huerta a tu mesa!, es decir, sabemos lo que vamos a comer, ya que se aconseja un manejo amigable con el medio ambiente y la salud.


2.    Ahorro de dinero: un estudio de INTA informa que una familia tipo, que realiza una huerta en ambas temporadas (otoño-invierno/ primavera-verano), es decir sostenida en tiempo, puede ahorrar en promedio $3.200 por mes. 


3.    Alivio del estrés: vivimos en una sociedad estresada, para aliviar este síndrome que mejor que estar en contacto directo con la naturaleza. Es una opción más de ocio para mantenerse distraído, sentirse productivo y desconectarnos del celular o televisión, evita el sedentarismo, ayuda a la concentración, estimula la creatividad y lo más importante se crea un espacio para compartir en familia y favorecer el dialogo.


4.    Cuidado del medio ambiente: Cualquier cultivo aumenta el espacio verde en las ciudades, ayuda a oxigenar el aire, reducir los ruidos y contrarrestar la contaminación.


Por otro lado, como sucede con los cultivos agroecológicos, se evita el uso de sustancias tóxicas como pesticidas o herbicidas, que generalmente se utilizan en los cultivos masivos, provocando graves efectos para la salud.


Además, podemos crear huertos verticales o macetas con materiales reciclables, utilizar los desechos orgánicos para formar un compost que sirva como fertilizante entre otras acciones.


5.    Colaboras a crear comunidad: sino consumes todo lo que cosechas puedes intercambiar con otros que también lo hagan o en algún espacio común de tu vecindad decidan armar una huerta comunitaria y así autoabastecerse de alimentos.


Además, los huertos urbanos construyen soberanía alimentaria, fortalecen las relaciones humanas y generan sentido de comunidad.


Finalmente Karina Torrente consignó que para la primer semana de mayo preparan una nueva jornada de capacitación en huertas orgánicas con el auspicio de este medio de comunicación.

Para mayor información: 264 440-9572/E.mail: [email protected] 
Teléfono: 4253600.