Díaz Cano reclamó a Nación en la Mesa de Competitividad Vitivinícola donde participaron funcionarios y representantes de la cadena productiva.

 

El ministro de Producción y Desarrollo Económico, licenciado Andrés Díaz Cano, participó de la Mesa de Competitividad Vitivinícola que se desarrolló en la sede del Ministerio de Agroindustria de la Nación en Buenos Aires. En esa oportunidad se trató y debatió el plan de contingencia de control de Lobesia botrana. "Desde San Juan planteamos la necesidad de que Nación cumpla con el envío de fondos correspondientes para llevar adelante este programa. Es necesario que aumente su aporte de 20 a 50 millones de pesos y la Provincia pondrá igual monto para afrontar la lucha contra esta plaga", dijo el ministro Díaz Cano, quien agregó que es deber del Ministerio de Agroindustria gestionar la inclusión del Programa de Lucha contra Lobesia botrana en el presupuesto nacional, puesto que hay una ley que así lo exige.


Díaz Cano, quien estuvo acompañado por el director de Asuntos Vitivinícolas, ingeniero Fioravante Da Rold, fue categórico al afirar que "esto no ocurrió en el presupuesto 2018 por lo cual la provincia solicitó que desde ya inicien las gestiones para incluirlo y no suceda como este año que no hay fondos y esto afecta en forma directa a los productores". El dinero que se necesita es en parte para el movimiento de monitoreo necesario para evitar la difusión del insecto en la provincia y para comprar difusores de feromonas (hormonas sexuales que confunden al insecto) a fin de dar continuidad a las acciones de control realizadas durante la campaña 2017/2018.


La plaga se introdujo al país desde Europa vía Chile, y proliferó en Mendoza por fallas en su control y la agresividad de la polilla en un ambiente favorable. Hoy se ha detectado en varias provincias vitivinícolas a través de trampas pero está bajo control en lugares que el Senasa y los gobiernos provinciales tienen perfectamente identificadas bajo zonas de contingencia y cuarentena. Para eso se necesita el dinero, para que la polilla no avance y se instale definitivamente en una región más amplia. Y esto preocupa a San Juan, que viene varios años realizando inversiones para frenar una plaga que tiene al ser humano como uno de sus principales dispersores (en vehículos particulares, transportes, plantines, cajones de fruta sin tratar,postes, etc.).

 

"El gobierno de San Juan hará las inversiones necesarias para que ningún productor tenga que poner un peso en esta lucha".
Lic Andrés Díaz Cano - Ministro Producción


 

En Mendoza


El gobierno de Mendoza llamó a licitación para agilizar la compra de insumos necesarios para el control de la Lobesia botrana. Para la próxima campaña de control se destinarán $300 millones, mediante los aportes que el gobierno nacional asigne, más el presupuesto que destine el gobierno provincial y los montos recaudados en concepto de contribución obligatoria especial de los productores vitícolas de Mendoza.


El ciclo pasado el control integral realizado permitió reducir la plaga aproximadamente un 70%.


En Mendoza se bonifican hasta 10 hectáreas a todos los productores vitícolas de esa provincia, lo que significa que 70% de los productores de vid quedan exentos del pago de la contribución destinada a financiar los insumos y servicios que demande el programa.


Para los productores de más de 10 hectáreas, el costo será de $1.500 por hectárea a partir de la decimoprimera. El monto será actualizado anualmente por la ley impositiva, en virtud de los montos presupuestos asociados al programa anual que prevea el Iscamen y en virtud a los montos dispuestos por presupuesto nacional y provincial.