Búsqueda. El equipo interdisciplinario de trabajo permanente de Eficiencia Empresaria está integrado en San Juan por 15 personas, entre administrativos y profesionales. 

La empresa sanjuanina de recursos humanos Eficiencia Empresaria fue fundada en 1986, de manera contemporánea a la Ley de Promoción Industrial. 


Desde la llegada de la gran minería metalífera con Veladero a la cabeza, la compañía familiar comenzó a trabajar para las grandes mineras y proveedores de servicios, para luego ampliar sus prestaciones no solo a la búsqueda de personal sino también a insumos, camionetas, logística, etc. 


“De más está decir que conseguir un trabajo actualmente es bastante difícil, por eso nos da tanta alegría y satisfacción cuando lo logramos. Nuestra empresa aprendió junto al desarrollo minero a trabajar con los más altos estándares de calidad que exigían desde el primer momento las grandes mineras y empresas proveedoras que llegaron a San Juan. Esto fue los que nos capacitó, nos formó aún más y nos permitió seguir generando vínculos laborales hasta el día de hoy”, explicó Adrián Trettel, ejecutivo de la firma.

“Actualmente hay muchos sanjuaninos trabajando en los diferentes niveles de las minas y proyectos que existen en el país”.

“Cuando empezó Veladero se nos complicaba conseguir una persona que manejara una topadora, hoy cientos de personas pueden aplicar”.


El representante de la empresa de recursos humanos también identificó que la empleabilidad de la mano de obra sanjuanina es alta a nivel nacional, debido a la formación y capacitación que la industria minera viene desarrollando hace más de una década en territorio provincial. 


“Actualmente hay muchos sanjuaninos trabajando en los diferentes niveles de las minas y proyectos que existen en el país. Esto se debe a la gran formación que existe en la provincia. Recuerdo que cuando empezó Veladero se nos complicaba conseguir una persona que manejara una topadora, actualmente existen cientos de personas que pueden aplicar”, contó. 


El empresario sanjuanino que volvió de Mendoza en 2001 para enfocarse en la industria extractiva reconoció que uno de los factores más destacados a nivel laboral, es que la minería genera trabajo formal, estable y genuino. 


“Como muchas otras personas he podido crecer, mantener a mi familia y brindar empleo a otras personas gracias a la minería”, dijo.


Agregó que “es por eso que converso mucho con mis hijos sobre la actividad, fundamentalmente para explicarles que existe mucha desinformación en la calle y en las redes sociales. Hay muchos grupos que se oponen a la minería que tiene la función de instalar temas que no son verdad. Y para evitar eso lo principal es el diálogo, los programas de visita a las minas y proyectos y sobre todo el conversar profundamente con profesionales en la materia”.

“Como muchas otras personas he podido crecer, mantener a mi familia y brindar empleo a otras personas gracias a la minería”.