La entidad dijo que los industriales quieren pagar menos de 60 centavos de dólar por kilo (casi 10 pesos) y agregó que con esos valores, los productores se quedan casi sin rentabilidad. 


La Cámara Olivícola Riojana (COR) salió a expresar su preocupación por la situación de los productores de cara a la cosecha de aceituna y reclamó que el sector industrial mejore el precio que paga por el fruto. 


La cámara empresaria dijo que si bien será una buena cosecha y que se espera alcanzar volúmenes altos, persiste el problema del precio que los productores reciben por sus aceitunas. 


Según explicó la entidad, con los actuales valores que paga el sector industrial por la aceituna, los productores apenas podrán cubrir sus costos fijos y se quedarán con una rentabilidad casi nula. 
"Este va a ser un buen año porque se esperan cosechar unas 160 mil toneladas de aceitunas. Son buenas perspectivas porque en un año bueno se cosechan más de 100 mil toneladas y el techo suele rondar las 150 o 160 mil toneladas. Pero el problema es el precio de la fruta. Hoy el precio está por debajo de los 60 centavos de dólar el kilo que serían casi 10 pesos", dijo Diego Andrada, presidente de la COR.  


Andrada dijo además que el año pasado se pagó a los productores más de 60 centavos de dólar el kilo de aceitunas. "Este año quieren pagar menos a los productores. Hay que tener en cuenta que el costo de cosecha es de 20 a 25 centavos de dólar. Es decir que quedan otros 25 centavos para pagar costos operativos anuales de la finca. Esos costos son por ejemplo de fertilización, poda, pago a empleados empleados. Todo esto significa que con los costos que tenemos para levantar la cosecha, ese valor que se quiere pagar nos deja con muy poco margen de rentabilidad. Por eso necesitamos que el precio que se paga por el fruto aumente", explicó el titular de la COR. 

 

 BAJO precio y muchos kilos hay en La Rioja. 


Por otra parte, Andrada explicó que otro problema que deben afrontar los productores es el pago diferido que les hacen los industriales. "Otra cuestión es que ahora, las empresas 'patean' el pago en cinco o seis cuotas. Esto funciona al fiado los primeros seis meses y luego te lo pagan los seis meses posteriores. O sea, que se está asumiendo un costo financiero que no está implícito en la operación. Así no le cierran los números nunca a los productores. Encima está el tema de la inflación que hace perder valor al peso cuando el pago es diferido", sostuvo. 


La cosecha de aceituna se iniciará esta semana y hay que tener en cuenta que lo que primero se levanta es la aceituna para mesa. Recién en abril comienza a levantarse el fruto que se destinará a aceite. 


La Rioja es el principal productor del país y también el principal exportador de aceitunas de mesa. 
Según informó Andrada, el sector olivícola tiene unos 3.500 trabajadores en la provincia. 


El empresario añadió que sobre un volumen total de 100 mil kilos de aceitunas, el 10% (unos 10 mil kilos) los aportan los pequeños productores. "El resto son productores empresariales. El problema acá es que se necesita invertir para poder hacer agricultura en La Rioja. En una finca se necesita una perforación, energía eléctrica. Una finca actualmente gasta lo mismo entre mano de obra y energía. En el caso del pequeño productor eso no existe porque el riego se hace de modo manual", comentó Andrada.