Recurso escaso. Así calificó Alfredo Figueroa a los seleccionadores de ajos. 

 

Una gran repercusión obtuvo la nota de tapa del pasado sábado 7 de enero, sobre la "Escasez de Talentos", titulada: "El 59% de los empleadores tiene dificultad al cubrir puestos claves". La misma fue elaborada en base a la encuesta anual sobre el tema, desarrollado por la empresa Manpower en el mundo y nuestro país y facilitado por el gerente regional en Cuyo, licenciado Fabricio Gaitano; generando un amplio debate entre los líderes sanjuaninos. 


 
Sin hábitos laborales 


 
Alfredo Figueroa, por ejemplo, es productor, exportador y presidente de la Cámara de Productores y Exportadores de ajos y afines de San Juan. Consultado por la escasez de talentos o mano de obra especializada, indicó que "no se trata de un problema más en realidad, es el problema, no sólo para nuestro sector, sino para la mayor parte de las actividades productivas y de servicios de nuestro país". 


"La falta de mano de obra es un problema de cantidad, pero fundamentalmente de calidad y no se trata actualmente de cuánto se paga por una tarea sino de las ganas de trabajar o no que la gente tenga", explicó. 
"Actualmente es difícil conseguir personas especializadas en la limpieza y selección del ajo", afirmó agregando, "también es muy difícil conseguir buenos agricultores para las labores culturales, como el riego o incluso un buen tractorista. No se consiguen". 


"Pero lo más grave es que no hay ganas de trabajar. Se ha perdido la cultura del trabajo. Tenemos jóvenes que jamás han visto levantarse a sus padres antes de las 10 de la mañana para ir a ganarse el pan y superarse en la vida. Están acostumbrados a vivir del aire y de las dádivas", indicó Figueroa. 


"Otro problema muy delicado es la falta de ganas de aprender. Uno le ofrece a los jóvenes capacitarlos y especializarlos y sin embargo cuando superan las 3 horas de tareas, se cansan y se van. Es que muchos trabajadores especulan con cubrir lo mínimo para vivir". 


Muy preocupado Figueroa afirmó, "este es un problema muy serio y ojo, yo entiendo que vamos a necesitar al menos 20 años para poder recuperar la cultura del trabajo que nos caracterizó como provincia y como país. Es decir necesitaremos al menos dos generaciones de argentinos para volver a revalorizar el trabajo como la forma de ganarse la vida y superarse en la promoción social". 
 

Antonio Giménez. Presidente de la Cámara de Comercio Exterior de San Juan.


Factor estratégico 
 
Antonio Giménez es presidente de la Cámara de Comercio Exterior de San Juan, una provincia con una capacidad instalada para exportar más de 140 millones de kilogramos, llegó a exportar 76 millones, pero que este año vió cerrar sus dos principales frigoríficos y apenas venderá al exterior unos 2 millones de kilogramos, entre otros factores por la ausencia de atención oficial y la falta de mano de obra calificada. 


"Claramente la escasez de los talentos, los oficios, ha impactado en la calidad de los racimos. Manejos de la gente que durante los últimos años, como así también las nuevas tecnologías, variedades y otros aspectos han sufrido cambios importantes, siendo necesario volver a capacitar la mano de obra y nuestros jóvenes en el corto plazo en oficios que generan valor y hacen una aporte clave para lo que nosotros creemos que es que se exporta trabajo", indicó el empresario y ex ministro de la producción en la gestión gubernativa provincial de José Luis Gioja. 


"Nosotros generamos exportaciones de empleo y, si es empleo es especializado, la venta externa vale más, es mucho mejor para nosotros y para nuestro sector y el retorno es mayor", indicó Giménez agregando: "Esta no es una realidad única de la uva de mesa, sucede lo mismo con el ajo y con toda la base agroexportadora de la provincia de San Juan". 


"Pero también los servicios anexos a todo tipo de industria es esencial y sustancial la especialización del capital humano. Estoy seguro, por ejemplo, que el mosto y la industria del vino han tenido problemas de mejoras tecnológicas y manejos vinculados claramente con acceso a los talentos". 


"Es difícil saber como vamos a hacer para recuperar la especialización, pero si estimar que, con un programa sostenido en el tiempo de capacitación, podremos recuperar nuestra capacidad competitiva en unos dos o tres años por lo menos", señaló el presidente la entidad que agrupa a unas 60 empresas exportadoras locales que concentran el 80% de las ventas al exterior de San Juan.