Como parte de las acciones estratégicas del Cluster de Semillas Hortícolas de San Juan, los pequeños productores locales contarán con una trilladora para la cosecha de simientes hortícolas. Se utilizará en el marco de la Federación de Cooperativas Agrícolas (Fecoagro) quien ofició de contraparte ante el Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap), Unidad para el Cambio Rural (Ucar), dependiente del Ministerio de Agroindustria de la Nación. 


El Cluster de Semillas Hortícolas de San Juan, busca convertirse en la principal región productora de semillas hortícolas de calidad. Se trata de un sector altamente competitivo, con vasta experiencia en el mercado nacional e internacional, la producción de semillas de hortalizas en la provincia, es referente en la incorporación y adaptación de tecnología y está retomando programas de I+D (Investigación y Desarrollo). 


De la mano del componente de Iniciativas, se viene trabajando de manera articulada desde 2014. Mediante un proceso participativo ha formulado un Plan de Mejora Competitiva que incluye 9 proyectos por un monto cercano a los 400.000 dólares. El mismo se basa en los ejes estratégicos Innovación; Mejora de la Calidad; y Desarrollo Comercial.  


Durante la etapa inicial se identificó como una de las principales problemáticas las elevadas pérdidas producidas durante la cosecha en los pequeños productores, que van del 40 a 60 % de las semillas de los cultivos en pie, aumentando los costos internos y reduciendo las posibilidades de competir en los mercados específicos. 


La Federación de Cooperativas Agropecuarias de San Juan Ltda como integrante del Cluster propuso un proyecto de mejora en la calidad en el proceso de cosecha para pequeños productores, con el objetivo de optimizar los rendimientos y la calidad de semilla mediante la incorporación y mejoras en el proceso de cosecha. Para la puesta en marcha del proyecto consiguió el financiamiento de 3 millones de pesos (más del 80 %) por parte del Prosap. 


 
Gestiones  
 

Se inició la gestión solicitando al Ing. Mario Bragachini, Coordinador del Integrador 1, del Proyecto Nacional de Agro Industria y Valor Agregado en origen, de la EEA, INTA Manfredi (Cba) y al Ing. María Borghi, Gerente del CIDETER (Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico Regional), para realizar un diagnóstico mediante un evaluador externo, de esta forma y con un aporte significativo del Ing. Agr. Juan Marcos Giordano de INTA, se alcanzó a evaluar las necesidades en lo que respecta a la cosecha y trilla de la federación.  


En menos de un año desde que se empezó a pensar en la adquisición ya se cuenta con la maquinaria solicitada, en un esfuerzo financiero y de trabajo en equipo se incorpora al Clúster, una máquina que permitirá ser más eficientes en la cosecha, mejorando rendimiento y productividad, lo que se verá reflejado en mayores ventas y beneficios a los productores. 

 

Llega la moderna trilladora a Santa Lucía.  <

/figcaption>

 


Hasta el momento el proceso de cosecha y trilla se realizaba con la Vassalli 316 del año 1972, que ha cumplido un ciclo más que digno y próspero.  


El Ing. Giordano, quien trabajó como evaluador de la situación, informó lo siguiente:  


"Fecoagro es una asociación de productores con organización de los procesos de post cosecha y clasificación (eficientemente mecanizados) de 51 variedades de simientes, las cuales guardan adecuadamente y comercializan por todo el país, especialmente para planes sociales como Pro Huerta y además de empresas y/o productores privados. Como así también se envían semillas a Haití a través de un programa de Naciones Unidas (ONU). Pero además de ello quiero hace hincapié en el nivel de preparación del personal en las funciones que les compete y la responsabilidad que muestran en su labor diaria".  


Dijo "es por ello que, es un momento clave para comenzar un camino para el despegue de la empresa (Fecoagro), dado que cuenta con planes de mejora futura en los aspectos de clasificación electrónica de la semilla y evolución genética de algunas especies de hortalizas. Planes que se ven demoradas por las elevadas pérdidas que se producen durante la cosecha, las cuales van del 40 a 60% de las semillas de los cultivos en pie, aumentando los costos internos y reducen las posibilidades de competir en los mercados específicos. 


La carencia de la maquinaria adecuada para la cosecha no solo influye en el aspecto productivo, sino también en lo social. Es oportuno entonces remarcar que el trabajo cooperativo implica un trabajo familiar, un inmenso esfuerzo a la hora de trabajar la tierra, sortear las inclemencias del tiempo y una vez sobrepasado este proceso, es realmente alarmante la mayor incidencia de horas hombre al momento de la trilla, para poder remediar en parte las elevadas pérdidas durante la cosecha. 


Situaciones excepcionales como la de ir caminando varios productores con un bolsón recolectando el material eliminado por la cola de la cosechadora, para recuperar en parte las elevadas pérdidas de cosecha y luego limpiarlas en la planta de acopio; se están haciendo más frecuentes". 


 
Con fecha a confirmar, se hará oportunamente la presentación de la maquinaria adquirida con la participación de autoridades nacionales, provinciales y beneficiarios del Clúster de Semillas Hortícolas de San Juan. 

 

El Clúster coordina la actividad semillera. 


Claas  Avero 240 


 
La nueva maquinaria cuenta con las siguientes características : 
 
Motor Perkins 6 cilindros (Tier 4). 
Potencia maxima kW/CV 151/205. 
Sistema de tracción hidrostático de 3 veloc.: 0 a 30 km/h. 
Cabezal de corte:  
Para gramíneas y leguminosas: 6000 mm 
Trilla y limpieza: 
Mega: 300mm de diámetro y 80% de las RPM del cilindro de trilla. 
Cilindro de trilla Ancho: 1060 mm de 8 barras. Diámetro. 450mm. 8 barras batidoras. 
Regulación de las revoluciones Variador ajustable eléctricamente, con ajuste progresivo de 300 a 1500 rpm. 
Dimensiones: 
Longitud: 10.450 mm (con módulo de cosecha). 
Ancho: 2700 mm (sin mecanismo de corte). 
Altura: 3000 mm (con cabina). 


 
Con la vieja cosechadora ya numerosos eran los inconvenientes en la tarea de recolección. También para disminuir las pérdidas por cabezal, se empezaron a adoptar medidas como la del corte a mano (unos días antes) y luego durante el avance de la cosechadora, los productores con horquillas ayudan a introducirlas dentro del cabezal de captación, especialmente en las variedades de achicorias y de coles.  


Este proceso de mejora aun no culmina, la máquina adquirida requiere adaptaciones conforme a las características propias de la geografía sanjuanina y de los cultivos, como achicar el cabezal y reducir el tamaño de los neumáticos, para alcanzar óptimos resultados.  


De esta forma los cooperativistas y diferentes productores de semillas de San Juan, contaran con nuevo equipamiento para poder mejorar su productividad.