No siempre resulta fácil escuchar porque los seres humanos tendemos a distraernos. Hoy en día salimos a comer con otras personas y todos estamos pendientes del celular, literalmente desconectados, lo cual hace que no escuchemos.  


Necesitamos aprender a escuchar y una de las variantes más efectivas de la escucha se llama empatía. Empatía es darse cuenta de la existencia de otra persona. La "baja empatía" es uno de los problemas actuales que vemos en todos los ámbitos y surge del individualismo y el egoísmo que nos han invadido en el posmodernismo.  


Cuanto menos una persona registre a otra, mayor capacidad de maldad tendrá. Porque si yo registro al otro, no le haré aquello que no me gustaría que me hicieran a mí. Pero si yo no registro al otro, seré capaz de dañarlo, ya que no seré consciente del dolor que puedo llegar a causarle. Es fundamental incluir la empatía en nuestras relaciones interpersonales.  


Empatía es una forma de escuchar y comprender a los demás, lo cual nos permite conectar en un nivel profundo. No hay que confundir empatía con simpatía. Esta última consiste en buscar agradar a la gente; mientras que empatía es "ponerse en los zapatos del otro", percibir y entender lo que alguien siente.  
Estos son algunos ejemplos de baja empatía: 


.Una persona que habla y no deja hablar a nadie en un grupo de amigos. Su mensaje es: "Solo me interesa hablar de mí''.  


.Una persona que se angustia más que otra que sufrió una pérdida. Esa reacción significa: "Mi dolor es más importante que el tuyo''.  


.Una persona que dice: "Yo siempre digo lo que pienso y nunca me callo'' no piensa que tal vez sus palabras pueden lastimar a otro.  


.Una persona que se queja porque no lo entienden, o no lo escuchan. Si no somos comprendidos, cambiemos nuestra forma de expresarnos.  


.Una persona que se aísla y no sabe (ni aprende a) trabajar bajo liderazgo.  


Todos podemos practicar el escuchar a la gente con empatía. Todos podemos aprender a captar al otro, a sintonizar con el otro. Comprender y ser comprendidos es una de las cosas más valiosas que podemos experimentar. La empatía llama a la empatía. ¿Qué quiere decir esto? Que si yo procuro entender el punto de vista de alguien, alguien me entenderá a mí. 


La empatía puede tener lugar en tres niveles: 


1. Afectivo: cuando siento lo que el otro siente, ya sea alegría o tristeza, cuando imagino cómo me sentiría yo en esas circunstancias. 


2. Cognitivo: cuando comprendo el punto de vista ajeno, el porqué de su accionar y su sentir; conocer las emociones de una persona es entrar en su mundo interior. 


3. Corporal: cuando adopto las posturas físicas y los gestos del otro; el lenguaje corporal revela si ese otro puede abrir su corazón y contarme lo que le ocurre. 


La empatía te permite entender que el otro es distinto de vos, y a la vez alguien "como vos": un ser humano valioso con cualidades y defectos. Por eso, nunca te coloques en una posición superior ni inferior respecto de los demás; colocate al lado y construí vínculos profundos. 

Si tenés alguna inquietud, podés escribirme a [email protected]  


El autor 

Bernardo Stamateas, además de tener habilidad para el ajedrez, el clarinete y el saxofón, estudió Licenciatura en Psicología en la Universidad Kennedy. Es sexólogo clínico. Es Pastor de la Iglesia Bautista Ministerio Presencia de Dios, en la ciudad de Buenos Aires. Es escritor y conferencista a nivel nacional e internacional.