El presidente de la Federación Argentina de Citrus, José Carbonell, afirmó que si el Gobierno de Estados Unidos ya no vuelve a autorizar el ingreso de limones tucumanos sería un "golpe" para el sector que invirtió mucho tiempo, esfuerzo y dinero para reactivar esas ventas.  


 Así reaccionó Carbonell minutos después de que trascendiera que por indicación de la Casa Blanca el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) suspendió por al menos 60 días el ingreso de limones tucumanos después del acuerdo alcanzado en diciembre pasado.  


 "La noticias nos cayó mal, no tenemos otra manera de recibirla porque teníamos una fuerte expectativa de poder retomar las exportaciones de frutas frescas al mercado norteamericano porque se ha trabajado muy intensamente durante mucho tiempo para poder hacerlo", dijo el dirigente en declaraciones a Radio Nacional.  


 Indicó que en los últimos quince años junto al ministerio de Agricultura (ahora Agroindustria), el Senasa y la embajada argentina en los Estados Unidos los productores han sorteado los obstáculos y las dudas de las autoridades agrícolas y fitosanitarias norteamericanas.  


 "Hoy tenemos 60 días de incertidumbre", se quejó Carbonell antes de precisar que la zafra limonera en el NOA se inicia en los últimos días de abril y la idea era exportar este año una pequeña cantidad para no generar demasiado ruido en los otros mercados que también le venden a los Estados Unidos.  


 Explicó el dirigente que la Argentina también necesitaba tiempo para acondicionar parcelas para este programa y plantas de empaque de acuerdo a las exigencias del Gobierno estadounidense, que ahora reverá la aprobación de importación. 


 Aclaró Carbonell que él conserva sus "esperanzas" porque los limones tucumanos no van a competir con los que producen los estadounidenses, por lo que no le van a quitar el trabajo a los ciudadanos de ese país.  


 Si bien el Gobierno tucumano esperaba que se exporten este año unas 20.000 toneladas de limones a la costa este de los Estados Unidos, Carbonell indicó que las expectativas reales de los productores estaba entre 10.000 y 15.000 toneladas.  


 El dirigente indicó que si el Gobierno de Trump define no volver a autorizar el ingreso de los limones tucumanos "sería un golpe y un retroceso" porque los productores han invertido mucho tiempo, esfuerzo y dinero para poder retomar las ventas.  
 

 Arge

ntina es uno de los principales productores y exportadores de limones a nivel mundial.