Recientemente el titular del INV contador Martín Hinojosa presentó el Programa de Apoyo para Pequeños Productores Vitivinícolas de Argentina PROVIAR II en la cede mendocina del Instituto Nacional de Vitivinicultura INV. Segunda edición de una herramienta exitosamente ejecutada tiempo atrás por la Corporación Vitivinícola Argentina -COVIAR- en el marco de su plan estratégico, planificación tomada de ejemplo por sectores productivos como el de la yerba mate en el noreste argentino, en el marco de un proceso en un tiempo récord y trabajo en conjunto de todos los sectores para no perder el tiempo.


Al respecto el vicepresidente del INV, ingeniero agrónomo Hugo Carmona Torres, Consultado por Suplemento Verde de Diario de Cuyo indicó que "gracias a la ejecución del Proviar I y la asistencia integral a las pymes vitivinícolas argentinas, en el 2015 pudimos contar con nuevo programa pensado en los desafíos a los que se enfrenta el sector y como debe enfrentarlos. A partir de este diagnóstico realizado durante la ejecución del primer proyecto, se solicitó un préstamo para llevar a cabo lo que pensábamos que había que hacer".


Y comenta el "PROVIAR II, está disponible para ejecutar desde el 2015. Pero desde 2020 insistimos y avanzamos en él. Es un muy buen proyecto pensado por y para el sector", sentenció el funcionario sanjuanino.


INVERSIÓN

La nueva apuesta es por unos U$S 50 millones para trabajar tres componentes o áreas de ejecución. U$S 40 millones los aporta el Banco Interamericano de Desarrollo BID, mientras las contraparte privada y pública, aportan 10 millones adicionales.



Los tres componentes son

  • Innovación Tecnológica y Organizacional para la Producción Vitícola.
  • Apoyo para la Comercialización de Pequeños y Medianos Establecimientos Vitivinícolas.
  • Apoyo a micro, pequeñas y medianas empresas lideradas por jóvenes y mujeres.


La visión de programa propone su alcance a 2.200 productores, 280 establecimientos vitivinícolas así como generar más de 400 pymes en todo el país en un contexto donde la sequía viene ganando la pulseada en el sector y por ende muchos esperan a contra reloj la ejecución del programa para eficientizar el uso de agua y salvar los viñedos.


FINANCIAMIENTOS

El componente uno entonces apuesta a la eficiencia hídrica mediante el riego presurizado, tecnificado, pozos y reservorios. La eficiencia energética mediante el cambio de bombas y paneles solares. También las contingencias climáticas mediante malla antigranizo y combate de heladas. Contempla el recambio de varietal y estructura de viñedo, la maquinaria agrícola y certificaciones de buenas prácticas agrícolas y orgánicas. El programa entregará un Aporte No Reembolsable de hasta U$S 20.000 por beneficiario y un asistente técnico por grupo asociativo por 3 años.


El componente dos, financiaría capital de trabajo para la comercialización como la coordinación comercial para grupo asociativo en ferias y viajes. También maquinaria vitivinícola para molienda, filtros tangenciales, equipos de fríos, tanques y fraccionadoras. También comprende reacondicionamiento de establecimientos como piletas, tratamientos de efluentes, eficiencia energética y mejoras en procesos y certificaciones como BPM y orgánicos. El programa entregaría un ANR de hasta U$S 60.000 por beneficiario a establecimientos que no participaron en PROVIAR I y U$S 20.000 para los que sí lo hicieron. En ambos componentes el 40% de la inversión total debe realizarla la contraparte.


Finalmente, el componente 3 financiaría conformación de empresas de servicios rurales como cosecha, poda, fraccionadoras y drones. También la generación de nuevas alternativas de empleo y diversificación productiva como el enoturismo y elaboración artesanal o promover el recambio generacional. Promover innovaciones tecnológicas sería otro destino en el análisis de datos mediante sensores y drones, diagnostico satelital y biotecnología; así como desarrollo de técnicas e insumos para la producción de cultivos vitícolas sustentables. El programa entregaría un ANR de hasta u$s 10.000 por beneficiario. En este caso la contraparte asumirá el 20% de la inversión total.


Así, Proviar II, pretende contribuir a la sustentabilidad social, económica y ambiental de la vitivinicultura argentina.



LOS BENEFICIARIOS DEL PROVIAR II

  • 2.200  Son los beneficiarios directos entre pequeños y medianos productores vitícolas y 400 MiPyMEs de servicios rurales.
  • 280  establecimientos vitivinícolas pequeños y medianos de todo el país recibirían apoyo financiero para innovar y crecer.
  • 18.000  beneficiarios indirectos entre los proveedores de paquetes tecnológicos, insumos, servicios y logística vinculados.