Las relaciones a distancia son cada vez más habituales. La revolución que tuvo lugar en las comunicaciones gracias a internet permite mantener el contacto día a día sin ningún tipo de gasto. Las videollamadas se transformaron en el principal medio para romper con los cientos o miles de kilómetros de distancia. Aunque, más allá de verse las caras e intercambiar palabras, los novios no pueden tener contacto físico, no pueden besarse.

 

Un capítulo de la célebre serie The Big Bang Theory ya predecía el invento. En The Infestation Hypothesis, el segundo episodio de la quinta temporada, Howard, uno de los personajes principales, prueba su máquina para besar a la distancia con Raj, ante la mirada incrédula de Leonard. Hoy, cinco años después, el dispositivo se volvió una realidad.

 

 

Kissenger es la última novedad en gadgets bizarros y permite que dos personas puedan besarse más allá de la distancia que los separe. "El beso es la expresión más directa y universal de la intimidad y el afecto", explicó Emma Yann Zhang, la encargada de la confección del prototipo durante el congreso de "Amor y sexo con robots" de la Universidad de Londres.

 

El dispositivo se agrega al smartphone en forma de funda. Se debe iniciar una videollamada entre dos personas y posar los labios sobre la almohadilla acolchada que viene adherida. Quien esté del otro lado también debe tener la funda e imitar el procedimiento para experimentar la sensación del beso.

 

"Es una manera de vincularnos a pesar de la distancia y mantener la intimidad en nuestras relaciones. Además, puede servir para reducir el estrés. Cuando nos involucramos en este tipo de contacto físico íntimo, tenemos un nivel más bajo de presión arterial", expresó Zhang.

 

Kissenger cuenta con sensores de fuerza de alta precisión que calibran de la fuerza y la textura de los labios de la pareja con el fin de reproducir exactamente la sensación del beso real.

 

La creadora del gadget, además, anunció una etapa superadora que aumentará el realismo en la experiencia del usuario. Entre sus planes está crear un prototipo de aroma para lograr obtener el olor auténtico de las personas que deseen utilizarlo.