El asistente de voz Bixby y el tamaños de la pantalla son algunas de sus novedades. A nuestro país llegará en junio próximo en sus dos versiones (la S8 de tamaño "pequeño" y la S8+, más grande), a un precio de 20.999 y 23.999 pesos, respectivamente. 

 

La pantalla y la batería

El mayor cambio respecto de su antecesor está en la pantalla, con un diseño similar a la del LG G6, con marcos mínimos y la reducción de los bordes superiores e inferiores. Esto le permite ofrecer equipos con pantallas más grandes en un tamaño similar a los anteriores. Y también cambiar el diseño: es el primer modelo de la familia Galaxy que tiene el sensor de huellas digitales en la parte trasera del teléfono (junto a la cámara). En la parte frontal deja al escáner de iris, como tenía el Galaxy Note 7, como alternativa biométrica para identificar al usuario.

 

El nuevo Galaxy S8 viene con dos tamaños de pantalla QHD (2960 x 1440 pixeles) con esquinas curvas, ambas en formato 2:1, o 18:9, es decir, el doble de alto que de ancho. El S8 tiene una pantalla de 5,8 pulgadas y un tamaño general de 148,9 x 68,1 x 8 mm; como referencia, el Galaxy S7 tiene un tamaño de 142,4 x 69,9 x 7,9 mm y una pantalla de 5,1 pulgadas. Es decir, tiene un volumen apenas mayor y mucha más superficie de pantalla. En el caso del Galaxy S8+ (que reemplaza al modelo Edge) la pantalla es de 6,2 pulgadas con un tamaño de 159,5 x 73 x 8,1 mm; el Galaxy S7 Edge tiene una pantalla de 5,5 pulgadas y un tamaño de 151 x 72,6 x 7,7 mm.

 

La pantalla incorpora una vista siempre activa para mostrar el reloj, como los últimos modelos, y está certificada para mostrar contenido con HDR (alto rango dinámico), el más reciente estándar de la industria para películas; el Sony Xperia ZX Premium también integra algo así en su pantalla 4K.

 

La diferencia de tamaño afecta también a la batería, que será de 3000 mAh para el modelo más pequeño y de 3500 mAh para el S8+; ambos tienen carga rápida vía un puerto USB-C y carga inalámbrica (por contacto).

En esta foto, el nuevo modelo aparece parcialmente sumergido para demostrar su resistencia al agua (AP Photo/Richard Drew)
 
El Samsung Galaxy S8 Plus aparece en su cargador DeX (AP Photo/Richard Drew)
 

 

 

La cámara y el procesador

El resto del hardware es idéntico para ambos equipos: 4 GB de RAM, 64 GB de almacenamiento interno (expandible por microSD), y un procesador de 8 núcleos, que dependiendo del mercado será un Snapdragon 835 o un Samsung Exynos 8895; al país casi seguro llegará esta última versión. Corre Android 7 con la nueva estética de la compañía.

 

La cámara principal es de 12 megapixeles, con apertura f/1.7, estabilización óptica y un sensor de doble pixel, como tiene el S7, para acelerar el foco por detección de fases (PDAF); al lado de cada pixel para tomar la imagen hay otro para medir el foco. La cámara frontal es de 8 megapixeles con apertura f/1.7.

 

Como en el S7, el frente y el dorso están cubiertos de vidrio Gorilla Glass 5, para proteger al equipo de caídas. Esto le permite estar certificado como IP68 (resistente al polvo, puede estar sumergido media hora bajo un metro de agua). También tiene conector de audio analógico (3,5 mm).

 

Los nuevos teléfonos Samsung Galaxy S8, a la izquierda, y el Galaxy S8 Plus fueron develados este miércoles en Nueva York. Este modelo tiene una pantalla más grande que el anterior Galaxy S7, y un asistente de voz que competirá con su rival Siri y con el similar de Google. (AP Photo/Richard Drew)
 

La nueva cámara Samsung Gear 360, a la derecha, el dispositivo de realidad virtual Gear VR, y el controlador son revelados en Nueva York. (AP Photo/Richard Drew)

 

 

Bixby, el asistente, y DeX, el adaptador para escritorio

Samsung incorporó en este teléfono a Bixby, su asistente personal, fruto de la compra que hizo de la compañía detrás de la versión original de Siri. De hecho, tiene un botón lateral dedicado a él, para acelerar su activación. Como Google Assistant, Bixby es capaz de comprender órdenes complejas y el contexto de las mismas. Se integrará con varias aplicaciones nativas de Samsung, como la cámara, la galería de fotos, las aplicaciones de mensajes y más, y a futuro tendrá soporte para más aplicaciones de Samsung y de terceros en un futuro próximo.

 

La compañía también presentó un nuevo anteojo de realidad virtual Gear VR con un controlador, y a DeX, una base que permite usar el teléfono conectado a un monitor y un teclado como si fuera una PC de escritorio (y como propone Microsoft con el Continuum de Windows 10); el Snapdragon 835 que lleva dentro el equipo es el primer procesador ARM para el que Microsoft ofrece soporte específico de Windows 10. Es un concepto que ya investigador Motorola con el Atrix, y más recientemente HP con el Elite x3, que corre Windows 10.