Nokia está decidida a recuperar el trono perdido en el mundo de los celulares. El Nokia 6, lanzado hace poco menos de un mes, ya es un éxito de ventas en China a tal punto que está agotado.
 

 

Pero esto no es todo. La compañía, que ahora está bajo el ala de la finlandesa HMD, presentará varios teléfonos en el Congreso de Móviles (MWC) que se llevará a cabo en Barcelona, a fin de febrero.
 

Todavía no se tiene detalles de estos modelos, pero según se rumorea, el Nokia 5 tendría un procesador Snapdragon 430, como el Nokia 6, pero su pantalla sería más pequeña: 5,2 pulgadas. También vendría con 2 GB de RAM y la cámara principal ofrecería una resolución de 12 megapíxeles. Además, tendrá la última versión de Android, Nougat.
 

Aunque lo verdaderamente asombroso es que la empresa planea "revivir" el emblemático Nokia 3310 que se hizo conocido por tener una batería de gran duración y por ser prácticamente indestructible.