Trabajadores vitivinícolas autoconvocados marcharon por mejores salarios y cuestionaron al gremio

Los manifestantes hicieron una parada en el Kilómetro Cero que da inicio a la peatonal y desde allí se movilizaron hasta la Legislatura provincial, donde los recibió el vicegobernador Mario Abed.

Un numeroso grupo de trabajadores vitivinícolas autoconvocados se reunieron hoy en el denominado nudo vial de ingreso a la ciudad de Mendoza y marcharon por el microcentro de la capital provincial, en reclamo de mejoras salariales, cuando está por iniciarse la etapa fuerte de una nueva vendimia, y cuestionaron a la Federación de Obreros y Empleados Vitivinícolas y Afines (Foeva).

Los manifestantes hicieron una parada en el Kilómetro Cero que da inicio a la peatonal y desde allí se movilizaron hasta la Legislatura provincial, donde los recibió el vicegobernador Mario Abed.

Sin embargo, dijeron que el funcionario se excusó de poder interceder en sus petitorios, porque, según aseguraron, les dijo que en su problema con el sindicato que los nuclea es un tema entre las empresas privadas y los trabajadores a través del gremio.

"Salimos a luchar por nuestros sueldos que están muy bajos. Estamos por debajo de la línea de pobreza y los empresarios no quieren dar el brazo a torcer. Reclamamos para llegar a la canasta básica que hoy no nos alcanza", expresó a la prensa Ángel Colque, un trabajador vitivinícola de Maipú, quien ofició de vocero de los trabajadores autoconvocados.

Los trabajadores vitivinícolas sostuvieron que los obreros de viña tienen salarios que oscilan entre los 45 mil y 50 mil pesos, mientras que los trabajadores de bodegas van de los 60 a 70 mil pesos mensuales, dependiendo de la categoría.

En ese sentido, Colque afirmó: "Son sueldos muy bajos, a eso también le sacan un porcentaje que ronda el 17% para la jubilación y el sindicato. Nos queda muy poco en el bolsillo".

Tampoco ahorraron críticas hacia Foeva, asegurando que apuntan a que la organización sindical sea intervenida porque consideran que no representa los intereses de los trabajadores.

"No tenemos el apoyo del sindicato. Hoy somos autoconvocados porque estamos en contra de lo que hace el gremio. Ellos siempre se manejan con los empresarios, hacen lo que el empresario les dice, no lo que la gente les pide. Queremos tomar el sindicato de Maipú para que sean realmente los trabajadores quienes lo manejen porque hoy las puertas están cerradas para los trabajadores", afirmó el vocero.

Lo último