Nicolás Pachelo, el exvecino del country Carmel de Pilar, es interrogado este lunes por primera vez como sospechoso de haber participado hace 15 años del crimen de María Marta García Belsunce. La audiencia comenzó a las 10, en la sede de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Pilar.

 

Pachelo (41) es indagado por los fiscales María Inés Domínguez y Andrés Quintana, quienes le imputan los delitos de "robo agravado y homicidio criminis causa", que prevén la pena de prisión perpetua.

 

A pedido del abogado defensor de Pachelo, Roberto Ribas, de la indagatoria también participa el juez de Garantía 1 de San Isidro, Ricardo Costa, algo inusual pero aceptado por el Código Procesal Penal de la Provincia de Buenos Aires, donde las declaraciones a imputados son dirigidas y realizadas por los fiscales.

 

Tal como sucedió el 13 de octubre pasado, cuando su exesposa, Inés Dávalos Cornejo (39), fue interrogada durante nueve horas, se espera que la indagatoria de Pachelo sea prolongada. "Vamos a tratar de que sea lo más breve posible. Dirá otra vez la verdad, es decir, todo lo que hizo aquel día y que es absolutamente ajeno a este hecho", dijo Ribas.

 

 

Pachelo postergó en dos oportunidades su indagatoria ya que primero había sido citado para el 17 de octubre pero no se pudo realizar porque su abogado estaba de viaje en el exterior, y luego lo citaron para el 3 de noviembre pero su defensa presentó la nulidad y los fiscales cambiaron la fecha.

 

Los nuevos fiscales fueron destinados a investigar el caso desde la foja 1 cuando, en diciembre de 2016, el Tribunal de Casación absolvió al viudo Carlos Carrascosa y se les encomendó determinar si había algún nuevo sospechoso antes de que el 27 de octubre, cuando se cumplieron 15 años del crimen.

 

Tras nueve meses de trabajo y el análisis de los 42 cuerpos que actualmente tiene la causa, Quintana y Domínguez citaron a indagatoria a Pachelo y a Dávalos Cornejo como sospechosos de haber participado del crimen.

 

Los fiscales tienen sospechas de que el entonces matrimonio estaba adentro del country Carmel al momento del crimen y que la hipótesis que apuntaba al vecino sospechoso por sus antecedentes de robos no fue investigada como era debido por el fiscal original del caso, Diego Molina Pico.

 

El robo de un cofre metálico de la asociación benéfica "Amigos del Pilar" que María Marta guardaba en su casa con dinero en efectivo, tres chequeras y la llave de una caja de seguridad, es el posible móvil del crimen para los nuevos investigadores.