Es para los que presenten dos o más síntomas de coronavirus. Esto puede aumentar la cantidad de casos.
El Ministerio de Salud anunció que, desde ayer, en zonas donde hay transmisión comunitaria de coronavirus, las jurisdicciones podrán considerar como caso confirmado de la enfermedad -sin realizar test de PCR- a quienes tengan dos o más síntomas de Covid-19 y sean convivientes de personas que hayan sido previamente diagnosticadas por análisis de laboratorio.

La ampliación de criterio fue comunicada ayer durante el reporte matutino que emite la cartera de Salud y, al respecto, el subsecretario de Estrategias Sanitarias, Alejandro Costa, explicó que esta "nueva modalidad se suma a la existente" y no la reemplaza.

En diálogo con la agencia de noticias Télam, el funcionario recordó que la medida ya fue adoptada por EEUU, Brasil y Nueva Zelanda y que es un método habitual en brotes epidémicos.

"Con determinadas condiciones, se genera un alto grado de probabilidad de padecer clínicamente la enfermedad, por ejemplo, ser un conviviente de un caso confirmado por laboratorio", sostuvo Costa, quien además aclaró que el test PCR se seguirá practicando y que no hay restricción en la disponibilidad de esos recursos.

En ese sentido, el subsecretario dijo que "Argentina tiene cantidad suficiente de PCR" ya que "a nivel central tiene más de 200 mil disponibles, una orden de compra abierta para 400 mil testeos más y hay producción nacional".

Según el infectólogo Edurado López, quien integra el consejo de asesores del Gobierno, la decisión "es buena" ya que en una casa con un confirmado el riesgo de contagio va del 10 al 40%".

La medida también se apoya en una definición epidemiológica: casi la totalidad de las enfermedades respiratorias detectadas en mayores de cinco años (más del 95%) responden actualmente al Sars-Cov-2 y, si un conviviente con un caso de Covid-19 presenta síntomas, la probabilidad de que sea otra enfermedad es ínfima.

La técnica de laboratorio se seguirá utilizando obligatoriamente en aquellos que sean convivientes de casos confirmados pero que, adicionalmente, se trate de personas con factor de riesgo, que tengan criterios de internación, sean gestantes, trabajadores de salud o de una institución cerrada, o si la persona sospechada fallece y no tiene una causa de muerte confirmada.

Asimismo, seguirá siendo la forma de confirmación para contactos estrechos no convivientes de casos confirmados y para quienes manifiesten síntomas sin nexo epidemiológico claro.

El nuevo criterio se habilita para que las jurisdicciones lo apliquen dónde y cuando lo crean necesario. "Cada provincia tiene la capacidad de detectar que sector tiene un área de transmisión comunitaria y puede definir que no es en todo el municipio, sino determinado pueblo", aclaró Costa. La secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, estimó que esta medida puede redundar en un aumento de la cifra de infectados. Las zonas con transmisión comunitaria dónde podría utilizarse este nuevo criterio son el Área Metropolitana de Buenos Aires y diversas zonas de las provincias de Chaco, La Pampa, Jujuy, Mendoza, Santa Fe, Córdoba, Santa Cruz, Neuquén, Río Negro y Tierra del Fuego.

 

Vuelta de industrias

Una mayor proporción de industrias volvió a la actividad en junio, lo que determinó que el 46% de las firmas manufactureras trabajaran con normalidad en el marco de las medidas de flexibilización en plena pandemia, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

 

Riesgo en San Luis por ingreso ilegal

Un hombre proveniente de Mendoza, que ingresó ilegalmente a la provincia de San Luis y participó de reuniones familiares, dio positivo para coronavirus cuando regresó a su provincia, lo que puso en riesgo el estatus sanitario provincial ya que 27 personas fueron aisladas y permanecen bajo vigilancia epidemiológica. Así lo informó el Comité de Crisis provincial, quien confirmó que el ingreso ilegal se produjo en la localidad de Unión, distante a 236 kilómetros al sur de la provincia, y que puso en riesgo el estatus sanitario de San Luis.