La carta de 1835 del general José de San Martín y el escrito del expresidente Hipólito Yrigoyen hallados durante el allanamiento en la casa de Cristina Kirchner, en El Calafate, provendrían del mercado negro de documentos históricos. Así lo aseguró el director del Archivo General de la Nación (AGN), Emilio Perina, a quien la Justicia le entregó los archivos el último jueves.

 

"Todo indica que las cartas de San Martín y el documento Yrigoyen que la justicia sustrajo de la casa de la ex Presidenta y que se entregaron bajo custodia al Archivo General de la Nación son auténticos y que provienen del mercado negro", explicó Perina a Infobae.

 

Ahora el director del Archivo General deberá hacer un rastreo, "que no será fácil" aclaró, en referencia a la búsqueda del origen de esa documentación.

 

"El expediente de Yrigoyen claramente es del mercado negro porque sabemos que estaba en custodia del archivo de la Policía Federal", sostuvo Perina, quien además cree que la carta escrita por San Martín a O'Higgins que se encontró en la casa de Cristina Kirchner en El Calafate debería estar en el Archivo General de la Nación.

 

"Son documentos que pueden llegar a valores insospechados. Nunca falta ese loco capaz de pagar cientos de miles por ver una carta firmada por San Martín", dijo el director del Archivo General de la Nación.

 

Según trascendió, el archivo hallado durante los allanamientos que el juez Claudio Bonadio ordenó en la propiedad de CFK en El Calafate por la causa de los cuadernos, es un prontuario del expresidente radical con las actividades desde el año 1906 al 1910, sin tapa, compuesto de 122 fojas, junto a un CD en un estuche que lleva la inscripción "Prontuario H. Yrigoyen digitalizado".

 

En cuanto a la carta que San Martín le escribió al líder independentista chileno Bernardo O'Higgins en 1835, Perina no tiene plena certeza de que haya estado previamente en el AGN, aunque dijo: "Que haya estado en poder de Cristina, la verdad, es un papelón. En democracia no se justifica que un Presidente posea una pieza así. No me animaría a decir que se lo robaron del Archivo, no, porque aquí se les pone un sello a cada documento que ingresa, por lo que debería tenerlo".