Dirigentes sindicales y líderes de organizaciones sociales estuvieron este miércoles en el acto central de la marcha que convocó Hugo Moyano contra la política económica del Gobierno de Mauricio Macri.

Juan Carlos Schmid fue el primero en tomar la palabra en el acto que comenzó minutos antes de las 15. Ante una avenida 9 de Julio colapsada por miles de personas ; y tras un breve discurso, el triunviro de la CGT manifestó: "Repudiamos la rebaja a jubilados".

"Queremos negociaciones libres y sin topes", reclamó. En ese marco, el sindicalista de dragado y balizamiento hizo expresó: "Rechazamos la reforma laboral", y completó: "Apoyamos a las organizaciones en conflicto".

A su turno, habló Sergio Palazzo, el secretario General de La Bancaria, quien afirmó: "Es emocionante ver esta movilización", y reveló: "La Policía Bonaerense provocó a los Camioneros". A su vez, completó: "No hace falta que empiecen con la cacería de trabajadores cuando termine la marcha, vinimos pacíficamente y nos iremos así, porque violencia es otra cosa, violencia es robarle a los jubilados como hicieron cuando se votó la Reforma Previsional".

"Violencia es cuando se ataca a alas organizaciones sociales y a sus dirigentes con el objeto de lograr el silencio de la clase trabajadora que no van a lograr nunca . También violencia es mentir cuando prometieron pobreza cero y hoy tienen un millón y medio más de pobres", añadió el bancario.

"Somos los mismos que le decimos a Macri que no nos vamos a callar. Basta de ajuste, vamos a construir desde este movimiento obrero e invito de corazón a aquellos que temerosos, escondidos detrás de algún sillón cómodo decidieron no venir a la marcha, decirles que pueden faltar dirigentes de algunas organizaciones sociales, pero los trabajadores están acá la calle. Transitemos juntos, unidos, la resistencia a este modelo", sentenció.

El siguiente orador fue el secretario general de CTA, Pablo Micheli, quien argumentó: "Están haciendo un saqueo. No queremos más versos, estos tipos son vagos que vinieron a llenarse los bolsillos a costa de los que menos tienen". 

"Acá donde tocan a un compañero, hay que nacionalizar la lucha. Hay que defender a los compañeros que en todas las épocas estuvieron al lado de ustedes, los que estuvimos siempre como lo hizo Hugo Moyano en la época del menemismo, no es de ahora, siempre hemos estado en la calle", expresó.

"Venimos para que paren con los despidos, con el desguace, con la entrega del país, conlos aumentos y los tarifazos. Hay que construir la continuidad de esta lucha" indicó, al tiempo que lanzó:"Seremos capaces de construir un gran paro nacional".

En ese contexto, Esteban Castro, secretario general de CTEP, sostuvo: "Le dijimos al Gobierno que queríamos la ley de Emergencia Social, ¿y qué hizo el Gobierno? empezó a estigmatizar tanto a los sindicatos como a los movimientos populares, ¿por qué ?, porque cada candidato pidió la paritaria por arriba del 30%".

"Hoy tenemos una personalidad como el papa Francisco que ha demostrado históricamente que está al lado de los más pobres. Él es el que dijo que los movimientos populares somos poetas sociales porque fuimos capaces de construir nuestra propia fuente de trabajo", indicó.

Luego, Hugo Yasky, secretario general de la CTA, manifestó: "Este día va a quedar en la historia como el de la unidad de los trabajadores". Y sostuvo: "No nos podemos de rodillas frente a un Gobierno de patrones. Si quieren buscar ladrones les pasamos la dirección: Balcarce 50, una Casa Rosada, ahí los tienen que ir a buscar. Nosotros queremos simplemente trabajo y dignidad. Queremos paritarias libres con cláusula gatillo", concluyó.

Tras este discurso, tomó la palabra el ideólogo de la convocatoria, Hugo Moyano.