El verano trae consigo la actividad de bañarse en ríos, piletas y el mar, una actividad divertida pero que también puede ser riesgosa. Un conteo realizado por el medio nacional Infobae registró que al menos murieron 35 personas ahogadas durante enero en el país, entre ellas figura el joven sanjuanino que falleció en el Dique de Ullum.

 

La última víctima murió en un balneario de Villa Gesell. El hecho ocurrió en una playa ubicada en una zona de médanos, sin cobertura del servicio de guardavidas. María Alejandra Vita, de 43 años, fue rescatada de las aguas del mar y personal médico intentó reanimarla, sin éxito.

 

 

Sumado a ellos, el informe recordó el fallecimiento de 8 menores que no logran ser asistidos a tiempo o estaban lejos de la supervisión de adultos. Esos casos se produjeron en ríos y zonas lacustres de Corrientes, Valle María (Entre Ríos), Mendoza, Córdoba y Salta. Las edades van desde los 2 hasta los 17 años.

 

En Puerto Madryn falleció una familia entera: Pablo Mereles (30), Ever Zaracho (32) y su hija Milagros se ahogaron en la zona de El Doradillo. En Chaco, otra tragedia colectiva fue el de Julio Benítez (43), Horacio González (45) y Claudia Woodyat (55), quienes padecieron el arrastre de una correntada y murieron en las aguas del río Paraná. Los hermanos Judith y Rubén Saiquita, de 16 y 19 años, también compartieron el final tras haberse bañado en el río Arenales, de Salta.

 

Las víctimas se cuentan por decenas en todo el país: Hernán Areco (28), en Jujuy, José Alberto Luján (35) y Edgardo Gilardi (73), en Santa Fe;  Edgar Benítez (22), en Mendoza; David William Concha (25), en Tucumán; José Alejandro Acuña, en Santiago del Estero; Alberto Ángel Quintana (28) y Héctor Ojeda (37), en Corrientes; Luis Alberto Acosta (19), en Formosa; Juan Manuel Sperli (21), en Córdoba; Brian Alarcón (18); Pablo Ezequiel Vellón (28) en Chacabuco; de La Plata; Ricardo Arias (24), en San Juan; y José Luis Resek (60), en Mina Clavero; Marcelo Lucio Viturro Flores (45), en Chaco; y Juan Mestre (67), de Coronel Dorrego.

 

 

En el exterior, los turistas Jorge Aquino (35) y Matías Chiocconi (30) murieron ahogados en las playas del estado brasileño de Santa Catarina. Frente a este hecho, el consulado argentino en Florianópolis alertó a los argentinos a tomar mayores cuidados a la hora de bañarse. Y la lista sigue.

 

Uno de los accidentes que más conmovieron a la opinión pública fue el de Rodrigo Segovia (22), el mochilero que fue arrastrado por el río Araza y murió ahogado al intentar rescatar a dos turistas francesas que estaban en el agua. Fue encontrado luego de ocho días de búsqueda desesperada de la familia y amigos.