A pocas horas de tomar en sus manos el poder del país, el presidente electo Alberto Fernández aseguró ayer que "a partir del 10 de diciembre vamos a cambiar el rumbo para poner a la Argentina de pie", pero dijo "que no va a ser fácil" y que "se caminará paso a paso para reconquistar los derechos perdidos" durante los últimos años. También dijo que "ciertos" medios lo quieren "hacer pelear" con sus colaboradores y con la vicepresidenta electa Cristina Kirchner.

"Vamos a ir de a poco, paso a paso, y vamos a hacerlo de tal modo de que los que peor están, sean los primeros atendidos", dijo Fernández en declaraciones a radio Diez y radio La Red.

Reveló que entre sus primeras medidas "buscará otorgarle medicamentos gratuitos a los jubilados que cobran la mínima" y sostuvo que el sistema de salud está "destrozado".

Otro de los puntos prioritarios tiene que ver con el plan contra el hambre y en ese sentido ayer se ratificó que el gobierno de Alberto lanzará una "tarjeta alimentaria" para madres embarazadas y menores de 0 a 6 años para que "las familias vuelvan a tener garantizado el acceso a varios platos de comida por día".

Será un sistema que permitirá adquirir alimentos con devolución del IVA.

Por otra parte, Fernández adelantó que la discusión del Presupuesto se dejará "para marzo o abril porque todavía no hay un conocimiento real de los números que deja la gestión de Mauricio Macri".

"El presupuesto actual está dibujado, no quiero dibujar otro, quiero hacer las cosas bien, por eso decidí prorrogarlo hasta marzo o abril y ver más adelante cómo lo hacemos correctamente", indicó.

"Macri cada presupuesto que presentó lo corrigió 10 minutos después y eso demuestra muy poca seriedad, yo quiero hacer las cosas seriamente. Quisiera llegar y ver exactamente en qué punto estamos. No sé exactamente cómo está el resultado fiscal definitivo ya que el presupuesto presentado no tiene ningún correlato con la realidad", concluyó.

Al ser consultado sobre quiénes serán los principales opositores a su gobierno, si los medios de comunicación o la oposición encabezada por Mauricio Macri, Fernández consideró que "ciertos medios deben revisar sus prácticas porque la sociedad además lo percibe".

"Ciertos medios deben darse cuenta de que no son buenas prácticas periodísticas falsear a la verdad, son malas prácticas republicanas y constitucionales, por eso algunos deben revisar sus actitudes", respondió. Y agregó: "Han escrito cosas para que la gente crea que nos estamos peleando con Cristina por cargos o cosas miserables y nada de eso ocurrió, lo único que buscan es enfrentarnos y nunca más vamos a hacerlo porque cuando nos enfrentamos aparecieron los Macri".

Fernández también destacó que la transición "fue tranquila, no pasó nada y todos colaboraron", al tiempo que anticipó que en la ceremonia de asunción primará el "respeto" entre todos. "Con (el saliente presidente, Mauricio) Macri pensamos distinto, pero debo rescatar que todo lo que se habló de la transición... Todo fue tranquilo, no pasó nada, todos colaboramos. Está bien y salió bien. Macri terminó su mandato".

El futuro jefe de Estado añadió: "Vamos a hacer la ceremonia respetándonos todos".

¿Viene Evo Morales?

El expresidente boliviano Evo Morales salió ayer de México con dirección a Cuba, y el diario español El País afirmó que piensa instalarse en Argentina luego de la asunción de Alberto Fernández. El País, citando fuentes no identificadas, afirmó que Evo evalúa instalarse en Argentina para estar más cerca de Bolivia y poder reunirse con dirigentes de su partido y discutir la candidatura con la que el Movimiento al Socialismo (MAS) se presentará en las próximas elecciones.

> Bullrich respondió a las críticas con un 10

 

La ministra de Seguridad Patricia Bullrich le pidió ayer al presidente electo Alberto Fernández que "lea el protocolo de seguridad antes de criticarlo" y se puso "un 10" en su gestión al frente de la cartera durante cuatro años.

"Decir que la nueva ministra no tiene que tirar tiros por la espalda es una falacia", dijo Bullrich en declaraciones a CNN Radio, en referencia a los dichos de Fernández el viernes cuando presentó al gabinete que lo acompañará, entre quienes se encuentra la antropóloga Sabina Frederic como titular de la cartera de Seguridad. El viernes, al presentarla, Fernández dijo que el tema de la seguridad "se resuelve con igualdad y no a los palos y metiendo bala", y dijo que trabajarán "preservando los derechos de todos, sin necesidad de autorizar que alguien le dispare por la espalda a otro", en una crítica al accionar de Bullrich.

En ese marco, la ministra saliente defendió ayer su gestión -"Me pongo un 10", dijo- y agregó que "le diría a Alberto Fernández que lea nuestro protocolo de seguridad antes de criticarlo", tras recordar que "fue respaldado por 7 jueces distintos".