Atracción. El Emerald Princess posó sus 290 metros de largo sobre el muelle ushuaiense y de inmediato se convirtió en la atracción principal de residentes que se acercaron para fotografiarlo y verlo de cerca.

Al inaugurar la temporada de cruceros en la ciudad de Buenos Aires, el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, anunció ayer una reducción en las tasas. Beneficia a los cruceros de gran porte que llegan al puerto de Buenos Aires, algo que impactará en la cantidad de turistas que arribarán a Argentina.

Se trata de bonificaciones al 100 por ciento a las tasas para los buques, a las tasas para los pasajeros, al uso de scanners y cargos por seguridad a partir de la temporada 2018/2019, y un descuento de 1 dólar en la tasa portuaria por cada pasajero para todos los cruceros a partir de esta temporada 2017/2018, que hasta el momento era de 4 dólares.

Según los cálculos del ministro, en las últimas temporadas (2013-2016) podrían haber llegado más de 215 mil pasajeros a nuestro país, lo que podría haber generado para Buenos Aires un ingreso superior a los 21 millones de dólares. Detalló que con las medidas implementadas se está recuperando el arribo de cruceros luego de años de caídas.

Gonzalo Mórtola, interventor de Puerto de Buenos Aires, señaló que "la llegada de buques de mayores dimensiones es un reflejo del trabajo que el Puerto de Buenos Aires, junto con los de Ushuaia y Madryn, vienen realizando con empresas de esta industria a través de descuentos y medidas tendientes a simplificar los procesos, además de la oferta de nuevos servicios para pasajeros y mejoras en las inmediaciones de la terminal de cruceros".

Largos

El Gobierno argentino de Mauricio Macri anunció una reducción en las tasas para los cruceros de más de 315 metros de eslora (es decir, de largo), con mayor volumen de pasajeros, que arriben al puerto de Buenos Aires. Eso fue lo que anunció el ministerio de Transporte de la Nación mediante un comunicado.

La firma MSC que arribó ayer al puerto de Buenos Aires con 3 cruceros, cambiará uno de esos buques, el "Música", de 2.900 pasajeros, por el "Fantasía", de 4.000. Gracias a las medidas se movilizarán unos 42.000 pasajeros en el país, pasando de 16.000 pasajeros y 14 recaladas a 42.000 pasajeros y 19 recaladas.

Javier Massignani, Director Ejecutivo de MSC Cruceros, dijo que "por primera vez tres barcos iguales coinciden en el puerto de Buenos Aires con una cantidad inusitada de pasajeros. Uno de los barcos trae el cien por ciento de su capacidad con brasileños, lo que significa un movimiento turístico de relevancia".

Dietrich aseguró que han asumido el objetivo de que en un año lleguen al país más de un millón de pasajeros a bordo de los cruceros turísticos, y para ello su cartera trabaja en la remodelación de los puertos de Buenos Aires, Ushuaia y Puerto Madryn.

"Tenemos que generar más trabajo. Con cada crucero que ingresa, llegan turistas que viene a comprar productos y servicios argentinos", dijo Dietrich.

En esta temporada el país recibirá aproximadamente 490.000 turistas por el arribo de cruceros, cuando en 2016 fueron 433.000 viajeros, mientras que para la temporada 2018/19 se estima que el ingreso de turistas crecerá un 15% gracias al arribo de buques de mayor capacidad.

El funcionario precisó que los tres cruceros que ayer llegaron a Buenos Aires generaron un movimiento de más de 12.000 pasajeros, ya que cada embarcación trae en promedio unos tres mil turistas a los que se suma una tripulación de mil personas. Según Dietrich, el 60 por ciento de esos visitantes "fueron brasileños que vienen, consumen y gastan acá". Dietrich planteó también la "necesidad de disminuir los costos de las operaciones de los cruceros, algo que hasta ahora había sido descuidado a punto tal que operar en el puerto de Buenos Aires costaba el doble que en Santos, en Brasil, que es el más caro de la región". Adelantó que su ministerio está trabajando para reducir "esos costos y evitar que los cruceros elijan otro país y no Argentina, como ha sucedido hasta ahora".

El Emerald Princess, considerado el crucero más grande de los que visitará Ushuaia en la temporada de verano, partió por estas horas de esa ciudad luego de haber permanecido unas horas en el puerto local. Emerald Princess, es parte de la flota de la naviera Princess Cruises, con sede en California (EEUU). Télam